AMÉRICA
 
martes 23|07|2019

500 años después, celebra en Andalucía la Primera Vuelta al Mundo

Seguro que tú, viajero que lees en lengua española este reportaje, sabes perfectamente que 1492 es el año del Descubrimiento de América, y has visto las imágenes del primer hombre que pisó la Luna. Si te gusta viajar desde siempre, quizá incluso hayas leído el clásico de Verne ‘La vuelta al Mundo en 80 días’…  

sevilla_torre_oro
… Pero puede que no sepas que precisamente ahora se cumplen cinco siglos de la mayor aventura viajera de todos los tiempos: la Primera Vuelta al Mundo que, además, tiene sabor español. Te invitamos a descubrirla y a revivir sus principales escenarios, en tierras españolas, en la mágica región de Andalucía.
 

Topes de Collantes, joya cubana del Escambray

primera

El Escambray

El ecosistema montañoso Topes de Collantes, con una superficie de 200 kilómetros cuadrados, está enclavado en las Montañas de Guamuhaya, el principal macizo montañoso del centro de Cuba, y forma parte de tres provincias, Villa Clara, Cienfuegos y Sancti Spiritus, aunque es en esta última en la que se ubica su mayor parte. Está organizado en cinco Parques, el Nicho y el Guanayara, en la vertiente del embalse Hanabanilla; el Altiplano Topes de Collantes, el Codina y el Cubano, estos tres, de Sancti Spiritus, en la vertiente caribeña. Esta sierra, verdadero dédalo de ríos, cascadas, cuevas y ollas de aguas cristalinas, así como gran diversidad de flora y fauna, es conocida también como el Escambray. En una de sus cumbres tenía su campamento el Che Guevara antes de la batalla de Santa Clara.

Sagua la Grande, cubana y villaclareña, recuperación del mito

En Cuba, a medio camino entre Sitiecito, la tierra del cimarrón Esteban Montejo (1), y de "su" otrora balnearia y turística Isabela, se encuentra Sagua la Grande, cruzada por el río del mismo nombre. No es villa antigua, cumplió sus 200 años en el 2017, pero cuenta con un pasado inmenso, como su apellido.

Exposici%C3%B3n%20en%20la%20plaza%20de%20la%20iglesia

Para descubrir su esplendor sólo hay que remontarse un siglo atrás, comunicada ya por ferrocarril con La Habana, Cienfuegos y Santa Clara. A esta última también por carretera, que se bifurcaba aquí, llegando hasta Quemados de Güines e Isabela. Ocho años después de su fundación, en 1825, ya tenía su primer hotel; en 1843 se habilitó el puerto cubano más próximo a los EEUU: Isabela de Sagua; en 1849 su primer trazado urbano y desde 1866 tiene el título de villa.



Cuba. Cocinando en Oriente. Ajiacos y otras delicias

cuba_coches

Raíces cubanas en el Bioparque Rocazul

Los cubanos son maestros en conservar y reutilizar. El tópico, no por muy sobado menos deslumbrante, lo tenemos en su parque automovilístico prerevolucionario, único en el mundo. Es lo más vistoso, pero sólo un ejemplo más. Cuba se repasa, se reinventa, día tras día. Esa exploración constante, que podríamos simbolizar con la caja de herramientas de cualquier "milmañas" que se las ingenia para resolver ('resolver', así, en abstracto, lo que sea), se encuentra también en su cocina, que, por otra parte, ha ido incorporando a sus platos productos, técnicas y costumbres de los pueblos que iban llegando a la isla. Más que un ejemplo, un símbolo, puede ser el 'ajiaco cubano'.

ENBIGA. Encuentro de colonos en la Patagonia. Maquehue-VillaPehuenia

Está claro que Villa Pehuenia, uno de los poblados más jóvenes del Neuquén, ha sido una buena elección para montar el acercamiento bioceánicopor su posición en medio de la cordillera y a sólo 12 kilómetros de la raya; pero, además, se dan dos circunstancias que refuerzan el acierto. La primera: el turismo es su principal motor y la gastronomía su aspecto más determinante. Segunda: en su gente, eminentemente foránea, abundan los emprendedores. Argumentos que por sí solos provocan la complicidad de muchos pequeños empresarios del sector, que no quieren perderse el acontecimiento.

enbiga_artesanos

En la exposición preparada con motivo del ENBIGA hay productores de cervezas artesanales, confiteros atraídos por el exotismo del pehuén, tejedoras de lana, una botánica mutada en guía de naturaleza, elaboradores de embutidos y ahumados... Todos, animados colonos de la Patagonia.

El Salvador, pulgarcito de América. La riqueza del café, el cacao, el azúcar...

La actividad agrícola más importante de El Salvador es el cultivo de café, hasta el punto que los cafetales ocupan el 8 % del territorio. Sin embargo, lejos de convertirse en monocultivo, el cafeto lleva consigo la biodiversidad. La explicación es sencilla y se puede resumir en dos razones; primera: "aquí el 90 % del café se produce en sombra", por tanto, necesita árboles que se la proporcionen, como bananos u otros frutales; o medicinales como crotón o bálsamo, que además produce resina aromática usada en farmacia. Segunda: los mejores se dan por encima de los 1.200 metros sobre el nivel del mar, pero el viento es su enemigo; con lo cual, al encontrarse la mayor parte de las plantaciones en laderas de montañas azotadas por los vendavales, necesita cortinas rompevientos, logradas con hileras compactas de árboles de alto porte que suelen ser cupresos o eucaliptos. Entonces, "hablar de cafetales es hablar de bosques" (uno de los lemas de la Fundación Salvadoreña para Investigación del Café) o, lo que es igual, biodiversidad de bosque húmedo subtropical.

cafe_planta