ESPAÑA
 
jueves 19|07|2018

Castillos y princesas en la Ribera del Duero

Texto: Ana Bustabad Alonso. Fotografías: A.B. y Manuel Charlón Margüelles

Érase una vez una infanta desdichada, a quien su esposo el conde asesinó por error mientras dormía, celoso de sus amoríos con un escudero...

Los ecos de la tertulia nocturna junto a la chimenea acompañan el sueño de los viajeros en el Castillo de Curiel, hoy reconvertido en hotel boutique. Ubicado en el punto más alto de la provincia española de Valladolid, en el corazón de la Vieja Castilla, no hay mejor comienzo para una ruta mágica por la Ribera del Duero. Vinos excelentes, paisajes que se saborean despacio.

Vista de Curiel desde las almenas del castillo

Historia y leyenda acercan posiciones en el castillo en extraña emulsión; como el contraste barroco de sus muebles -a veces antigüedades- con los detalles de última generación que sorprenden en los cuartos de baño.

Cada una de las veinticinco estancias, cinco de ellas suites, lleva el nombre de un personaje histórico cuya vida estuvo ligada a sus piedras. El viajero recibe, con la llave de su habitación, un librito que recoge la historia del castillo, de su personaje, y descubre qué objeto de su cuarto está relacionado con él.


Atravesando sin prisas el Guadiana

Texto: Ana Bustabad Alonso. Fotografías: Federico Ruiz de Andrés.

Un ferry cruza cada 30 minutos la desembocadura del Guadiana desde el sur de España hacia Portugal. De Ayamonte a Vila Real de Santo Antonio.

En pocos minutos y por pocos euros, un coche con su conductor atraviesa limpiamente la enorme inmensidad de agua hasta la otra orilla. Hoy el barco sólo lleva un pequeño Peugeot 206 de rojo brillante, que parece mirar orgulloso desde cubierta a unos pocos pasajeros.


Ribadeo ‘Porta norte’ de Galicia

Texto y fotografías: Adriana Aramburu Peña

Ribadeo está situado en la provincia española de Lugo, en el extremo nororiental de Galicia. Limita al Norte con el Cantábrico y al Este con la Ría de Ribadeo, espacio natural con un gran valor ecológico. Esta situación es la que ha distinguido a esta villa con el sobrenombre de ‘Porta norte' de Galicia.

Pena Furada

El municipio cuenta con 9.200 habitantes y está formado por doce parroquias muy bien comunicadas entre sí: Ribadeo, Villaselán, Vilaframil, Piñeira, Covelas, Couxela, Cedofeita, Ove, A Devesa, Arante, Rinlo, Santalla de Vilaosende.



Parador de Mazagón, un placer en la Costa de la Luz

Parador de Mazagón

Texto: Federico Ruiz de Andrés. Fotografías: Ana Bustabad Alonso

Carretera de Huelva que enlaza Mazagón con Matalascañas. Desvío hacia lo que llaman ‘playa del Parador'. Aquí nos sorprende, junto a un espacio destinado al recreo y las meriendas de chiringuito, un acceso serpentino, un entorno dunar e intenso aroma a pino.

Vista de la playa desde el Parador


Hogares del vino de Rioja; donde crece y envejece

Texto y fotografías: Julia Peñas del Caz 

Hablar de Rioja es hablar de vino y en La Rioja el vino es la vida cotidiana, el arte y la cultura. A través de sus más de 500 bodegas lo conoceremos y lo cataremos.

Audiovisual La Rioja

Estas son cuatro bodegas diferentes entre sí pero con el mismo fin: un líquido, colores y sabores, los del Rioja. Un referente en el mundo del vino.


Hotel Araxa, esa otra cara de Palma

Texto: Diego García-Rovés Losa. Fotografías: D. G. y Hotel Araxa

Cuando el turista piensa en la isla de Mallorca, en el archipiélago español de las Baleares, es lógico que la primera imagen que le venga a la cabeza es la de una playa con sus consiguientes hamacas y hoteles a pocos metros. Sin embargo, hace ya tiempo que la isla intenta explotar el lado más cultural de su capital, Palma de Mallorca.

Son cada vez más los turistas que se acercan a la ciudad para pasar unos días y disfrutar de su arquitectura característica y sus monumentos, así como de la fantástica vista del puerto. Expreso ha encontrado un hotel urbano para los visitantes que busquen tranquilidad y buena situación.

Vista de la piscina

Araxa, construido en 1953, está ubicado en una zona residencial, a escasas manzanas al sur de la zona del Poble Espanyol. Es una zona tranquila, repleta de casas unifamiliares y edificios de gran originalidad, sin apenas ruido de tráfico.