ESPAÑA
 
jueves 21|09|2017

Unión de proyectos para impulsar en España los ferrocarriles históricos

Jornada_FerrocarrilesEsta es la principal conclusión de las ‘Jornadas sobre Ferrocarriles Históricos Españoles, Presente y Futuro’, que han tenido lugar en Valladolid a comienzos de este mes de julio. Para ello, varias asociaciones de amigos de ferrocarril y proyectos que están ya en marcha o desarrollándose han creado la Agrupación de Ferrocarriles Históricos de España, AFCHE, en ámbito nacional, y Ferrocarriles del Duero, FCD, en el de Castilla y León. 

En estas jornadas, organizadas por AFCHE y la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, FFE, se ha definido el ferrocarril histórico como el sistema integrado por los vehículos históricos y la infraestructura propia por donde circulan, normalmente vías en desuso que acabarán por desaparecer.
Estos proyectos pueden desarrollar el turismo de unas zonas agrarias normalmente deprimidas como lo demuestra el cierre de estas líneas.
La iniciativa ha recibido el apoyo de las instituciones en la apertura de este encuentro, que realizó Oscar Puente, alcalde de Valladolid; Jorge Ballesteros Sánchez, subdirector general de Planificación y Proyectos del Ministerio de Fomento, y Alberto García, director-gerente de FFE.
Las jornadas comenzaron con el repaso a las experiencias de este tipo de ferrocarriles en Francia y Europa a cargo de Jacques Duffis, vicepresidente la Federación francesa de Ferrocarriles Turísticos y Museos Ferroviarios (UNECTO), organización afín a AFCHE.
En Francia existen 95 ferrocarriles históricos, 44 ciclo-dresinas (adaptación de bicicleta o vehículo ligero para circular por las infraestructuras ferroviarias), 1.200 kilómetros de vías y 3,7 millones de visitantes al año.
Para presentar a la recién Agrupación de los Ferrocarriles Históricos Españoles, Eugenio Moreno, su presidente y también de la Asociación Vallisoletana de Amigos del Ferrocarril (ASVAFER), describió sus principios y objetivos.
Es una agrupación sin ánimo de lucro que acoge a las asociaciones y proyectos, que ya tienen o trabajan para establecer un ferrocarril histórico, a las que tiene material móvil pero carecen de infraestructura y a los museos ferroviarios en la misma situación.
Entre los objetivos de AFCHE está el servir de interlocutor ante las instituciones para desarrollar los proyectos de los asociados, estableciendo una normativa común de circulación, ya que no hay nada legislado para estas líneas fuera de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) de Adif, de las de los operadores autonómicos, del metro o del tranvía.
Carlos Abadias, delegado de formación de AFCHE y vicepresidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía, AZAFT, continúo con la presentación de la redacción de un reglamento de circulación para este tipo de ferrocarriles, y Alberto García, director-gerente de FFE, con el análisis de la situación actual y del encaje de estos proyectos en el nuevo marco de legislativo del sector. 
Xavier Canals, secretario de AFCHE, presentó los ferrocarriles históricos existentes en nuestro país comenzando por los más antiguos: el Ferrocarril del Soller (Mallorca) o el Tramvía Blau, que gestiona la Transportes Metropolitanos de Barcelona.
A partir de la década de 1990, comenzaron a circular trenes por las vías privativas del Museo Vasco del Ferrocarril en Azpeitia (Guipúzcoa), del Río Tinto en Huelva y del Ferrocarril de Asturias en Gijón, además del Tren de Arganda de Centro de Iniciativas Ferroviarias ‘Vapor Madrid’. También circula el Tren de Samuño en Asturias en un ferrocarril minero reabierto para el turismo por el Ayuntamiento de Langreo y el Museo del Ferrocarril de Asturias.
Otros trenes o ciclo-dresinas que también que se integran en esta agrupación serían el Carrilet del Delta de l’Ebre o los ferrocarriles mineros de Andorra y Utrillas en Teruel, Valdecebre en Barcelona o el tren de Ventas de Zafarraya en Granada.
Más adelante se presentaron los proyectos de ferrocarriles históricos en distinta fase de realización, como el de ASVAFER y FCD, de recuperación de un tramo de la antigua Valladolid-Ariza entre Laguna de Duero y Peñafiel para la circulación de dos trenes turísticos, o el de la Asociación de Amigos del Ferrocarril ‘El Platanito’ que quieren volver a ver pasar convoyes por la clausurada Pinto-San Martín de la Vega en Madrid.
Ya no proyectos, sino realizaciones concretas son las ciclo-dresinas que pone en marcha habitualmente la asociación salmantina Tod@vía Sostenible, dentro de sus trabajos de recuperación de la línea de la Fregeneda a Barco d’Alva (Portugal) o los trenes y ciclo-dresinas que la Asociación para la Restauración de Material Ferroviario, Arpafer, lleva sacado a varios tramos de vía de la clausurada Santander-Mediterráneo.
En cuanto al material ferroviario, Pedro Pintado, de ASVAFER, expuso la necesidad de las asociaciones de amigos del ferrocarril para la restauración de los vehículos históricos, ya que los museos no pueden hacerse cargo de todo el material, instalaciones y piezas que hay.
Solamente, las cuatro que han formado Ferrocarriles el Duero, FCD: Tod@vía de Salamanca, la Asociación Leonesa de Amigos del Ferrocarril, ALAF; la vallisoletana, ASVAFER; la de Venta de Baños (Palencia), AVENFER, y la Asociación para la Recuperación de Patrimonio Ferroviario, ARPAFER, cuentan con 74 vehículos, entre los que hay tres locomotoras de vapor y un automotor también de vapor.
Expreso. Redacción. J.R
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.