DESCUBRE
 
miércoles 21|08|2019

Todas las claves para viajar sin que sufra el bolsillo

Cuando se viaja fuera de Europa o se quiere tener una cobertura más amplia, lo mejor es contratar un seguro privado adicional. Desde aquí mismo, en Expreso, a la izquierda de este reportaje, puedes contratar un seguro IATI, el que usamos nosotros habitualmente para viajar.
Existen otros seguros internacionales con parecidas prestaciones, como ISIS, Europe Assistance y Mondial Assistance, que se pueden adquirir también en las agencias. Su precio varía en función del periodo de tiempo por el que se contrate.
dromedarios en FuerteventuraEl idioma y la moneda son dos de los factores a los que más cuesta acostumbrarse en los viajes al extranjero.
Hoy en día, sin embargo, bastan unas pocas nociones de inglés básico y algo de sentido común para hacerse entender en cualquier lugar.
En cuanto a la moneda, si se viaja fuera de la zona euro, lo más práctico es no llevar demasiado dinero en metálico y sacar dinero con la tarjeta en los cajeros del destino.
Aunque cobran comisión, suele ser menor que la que cobran por cambiar dinero en bancos o en otros lugares.
De todas formas, esto puede variar, dependiendo del tipo de tarjeta, de qué banco la haya emitido, y del país (en muchos países de África, por ejemplo, los cajeros resultan caros y escasos).
La experiencia nos dice que lo más aconsejable es llevar la mitad de lo que se piensa gastar en efectivo (euros) y cambiar allí, para gastos pequeños, la otra mitad. El aeropuerto y las oficinas bancarias más céntricas suelen tener los cambios más caros. Lo más barato, sin duda, pagar las compras con tarjeta siempre que se pueda.
¿Viaje combinado o servicios sueltos?
A la hora de contratar el viaje se plantea la primera incógnita. ¿Sale más barato un paquete que incluya todos los servicios o buscar transporte y alojamiento por separado? Depende.
En los destinos más dedicados a turismo de sol y playa, como las islas o las costas de los países cálidos, lo más económico son siempre los paquetes.
tomando el sol en Puerto PlataEn estos casos hay que tener en cuenta el régimen, que suele ser de media pensión fuera de Europa (alojamiento, desayuno y cena) y de todo incluido en algunos destinos especialmente turísticos como el Caribe.
Para viajar por Europa, en cambio, o a algún destino urbano del mundo occidental, lo más barato es comprar el transporte directamente y reservar alojamiento por nuestra cuenta. En estos casos, además, suelen existir bastantes opciones para los traslados en destino.
¿Dónde comenzar a buscar?
Si lo que se busca es un paquete que incluya todo el viaje, las agencias son la mejor solución. Tanto físicas como virtuales, la competencia es muy fuerte y no suele haber grandes diferencias de precios. No hay que olvidarse nunca de preguntar si existen descuentos para grupos, por edad o alguna oferta de última hora.
plaza en AmberesSí es importante tener en cuenta que los viajes organizados suelen ser más caros en las épocas de mayor afluencia de viajeros a un destino.
Por el contrario, fuera de temporada será más difícil conseguir una plaza, ya que muchos hoteles cierran sus puertas y los vuelos chárter no operan en esas fechas.
Como regla general, al principio y al final de la temporada alta -que en España comprende verano, Semana Santa y Navidad- pueden encontrarse los mejores precios.
Además de las agencias, hay asociaciones que organizan viajes especiales para jóvenes u grupos a bajo precio, como Enróllate, que está especializada en circuitos por Europa y cuenta con los mejores guías, con muchos años de experiencia por todo el mundo.
Si preferimos reservar el viaje por separado, lo primero es encontrar el medio de transporte ideal y adquirir cuanto antes las plazas necesarias. Lo más rápido, y lo más barato, es hacerlo directamente a través de Internet, sin tener que pagar más comisiones que las justas.
Hasta hace poco, la forma más barata de viajar por Europa solía ser el tren. Y, aunque el auge de los vuelos baratos ha cambiado los hábitos, son muchos los jóvenes y estudiantes que prefieren aún aquel medio para conocer más despacio y más a fondo los lugares que visitan.
Los residentes fuera de Europa pueden descubrir el continente por poco dinero con el Eurail, un pase de tren válido para viajar durante meses por varios países. 
estación de tren de ValladolidSe puede adquirir en las oficinas de Renfe, en España, o en las de otros países, al igual que Interrail, que permite viajar a los europeos ilimitadamente por una o varias zonas de Europa en 2ª clase.
Hay pases de Interrail para todas las edades y 8 zonas geográficas distintas, que dan derecho a un 50% de reducción desde la estación de salida hasta la frontera de la zona correspondiente y viceversa, incluyendo los países de tránsito.
En cada viaje se descubren, además, otros transportes locales como tranvías,  barcos, rickshaws, camellos, o incluso elefantes. Pregunta y descubre que, a veces, lo más típico no tiene por qué ser lo más caro.
Entre otras alternativas, Busabout es una red para jóvenes mochileros y viajeros independientes que cubre 50 ciudades Europeas en autobús.
 Es como una red de metro, en la que el viajero puede subirse y bajarse en las paradas que quiera, comprando un pase a precio fijo.
Compañías aéreas
Existen numerosas compañías aéreas que ofrecen vuelos baratos entre ciudades europeas. En primer lugar, es importante disponer de flexibilidad para elegir las fechas del viaje porque a veces conseguir un ahorro de más del 50 % implica trastocar las previsiones. Lo mejor es comprar los billetes con mucha antelación o a última hora.
Cuanto más tiempo falte, más ofertas se pueden conseguir. Cuando quedan escasos días y existen muchas plazas vacías las aerolíneas rebajan también los precios. Prefieren vender los billetes por el 30 % de su importe que llevar el asiento vacío.