CALLEJEANDO
 
domingo 19|11|2017

Turismo urbano en el Año de Malasia: Kuala Lumpur, Sepang y Putrajaya

Texto y fotografías: Ana García Iglesias
‘Malaysia, Trully Asia’ es el eslogan con el que Turismo Malasia se presenta al resto del mundo. Muy acertado si se tiene en cuenta que en este pequeño país del sudeste asiático se mezclan culturas de toda Asia, en especial chinos, hindúes, tailandeses y malayos, sin olvidar su pasado como colonia británica, país del que se independizaron en el año 1957.
flores
2014, además, es el año de Visit Malaysia, un momento perfecto para visitar el país, que organiza multitud de eventos y celebraciones para atraer todavía más turismo. Hoy comenzamos por su capital, Kuala Lumpur, que acoge muchos de ellos; te mostramos su nueva capital, Putrajaya; y Sepang, sede de los grandes acontecimientos deportivos del motor.
Kuala Lumpur, mezcla de culturas
La capital de Malasia, Kuala Lumpur, es una mezcla de culturas impresionante. Probablemente no sea tan caótica como otras grandes capitales asiáticas y resulta realmente acogedora y sorprendente. Su nombre se podría traducir como ‘confluencia embarrada’ haciendo referencia a la unión de los ríos Klang y Gombak, que atraviesan parte de la ciudad.
Si se dispone de poco tiempo, se puede optar por hacer un rápido recorrido por los rincones más emblemáticos. Un buen lugar por el que empezar es el Kuala Lumpur City Centre (KLCC), centro financiero donde se concentran la mayoría de rascacielos de la ciudad y cuyo epicentro es el icono por excelencia de esta urbe: las impetuosas Torres Petronas.
pasarela
Inauguradas en Junio de 1996, con sus 88 pisos y 452 metros de altura, fueron durante algunos años el edificio más alto del planeta y, tras perder ese récord,  actualmente presumen de ser las torres gemelas más altas del mundo. Su estructura, con el puente que las une en el piso 42, recuerda a la ‘M’ de Malasia. Desde su mirador en el piso 86 se tiene una vista de 360° de la ciudad, además de una pequeña exposición de maquetas y fotografías de diferentes épocas de la capital malaya.
Su revestimiento de acero y vidrio hace que brillen más que cualquiera de los edificios de alrededor, especialmente cuando el sol les da directamente. Cuando cae la noche, su iluminación en tonos blancos hace que destaquen aún más si cabe en el skyline de Kuala Lumpur.
La siguiente parada podría ser la Plaza de la Independencia, o Merdeka Square, presidida por una gran bandera malaya que ondea a 95 metros de altura, que fue izada por primera vez el 31 de agosto de 1957, día de la independencia. En ella también se encuentran los retratos de los 5 presidentes del Gobierno que ha tenido el país desde entonces.
presidentes
La plaza está rodeada por varios edificios de importante valor histórico. El más impresionante es el Sultan Abdul Samad Building, un precioso palacio con una torre de reloj de 41 metros de altura que, actualmente, es la sede del Ministerio de Información, Comunicaciones y Cultura.
A su derecha se encuentra el National Textile Museum, donde se pueden ver los orígenes, desarrollo y técnicas con las que se confeccionan las diferentes telas y trajes tradicionales malayos. Además cuenta con una pequeña cafetería-restaurante donde se puede degustar por un precio módico una excelente comida casera local.
Otros edificios situados alrededor de la plaza son el antiguo National History Museum, actualmente reconvertido en el restaurante Warisan, especializado en comida tradicional; la Kuala Lumpur City Gallery que también funciona como centro de información turística; el Royal Selangor Club o la Kuala Lumpur City Library.
plaza
Dando un pequeño paseo se llega al centro histórico de la ciudad, perfecto para impregnarse de la cultura asiática. Uno de sus principales atractivos es China Town, ideal para hacerse con algunos souvenirs en el Central Market, precioso edificio de estilo art decó, o pasear por las calles de Jalan Petaling, con cientos de puestos donde comprar todo tipo de objetos, ropa o comida.
Muy cerca se encuentra Little India, con tiendas y locales típicos del gran país asiático, así como con uno de los templos más antiguos y lujosos de la ciudad: el Sri Mahamariamman Temple.
Para terminar el día, lo ideal es acercarse hasta el restaurante Songket, no lejos del city centre, para disfrutar de una deliciosa cena propiamente malaya mientras nos amenizan con actuaciones en directo de diferentes bailes y estilos tradicionales de algunos de los estados del país.
templo
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.