AZUL MARINO
 
lunes 26|08|2019

Ponteceso, los caminos del mar y los rostros de la Costa de la Muerte

mourelle
Corme, Ponteceso, el Almirante Mourelle, la Constitución de 1812 y la Fundación Torre Pujales
Corme, el mayor núcleo de población del Municipio de Ponteceso, es puerto de mar y cuna de marineros, sobre todo de cabotaje, con decenas de patrones de embarcación, de reconocido prestigio en toda la geografía peninsular a lo largo de los siglos XIX y XX.
Sin embargo, su marino más universal fue el militar y navegante Francisco Antonio Mourelle de la Rúa (Corme, 1750 – Cádiz, 1820), que llegó a Capitán de Navío de la Armada Española, habiendo ingresado a los trece años, como pilotín.
Si hay un apasionado de verdad del Almirante Mourelle, éste es José Manuel Ferreiro Chans, comerciante local y presidente de la ‘Asociación de Vecinos Eduardo Pondal’, de Corme. Es el Sr. Ferreiro quien nos habla del ilustre marino, de sus singladuras y publicaciones, poniendo a nuestra disposición su nutrido archivo de documentación por él recopilada en distintos archivos.
ferreiro
A partir del 1775, como segundo de Juan Francisco Bodega, navegó Mourelle desde las costas de California hasta los confines de Alaska, publicando un Diario del que se sirvió el célebre capitán Cook, en su última expedición, aprovechando sus noticias y descubrimientos. Dicho diario se halla impreso en las Misceláneas del caballero Barrigton y en el tomo IV de la obra  Establecimientos ultramarinos.
Ascendido en 1780 a Alférez de Navío, realizó un viaje en el que empleó diez meses, desde Lisirán de Luzón hasta San Blas de California, descubriendo las islas Vavao (o Vava’u), en el archipiélago de Tonga, y otras islas. De este viaje escribió una ‘Noticia de la navegación de la fragata Princesa al mando del alférez de fragata D. F. Mourelle desde Manila a San Blas por el océano Pacífico en 1780 y 1781’ (1).
Después de una vida intensa, de viajes y acciones militares, la sublevación de Riego para reimplantar la Constitución de Cádiz frustró la expedición de tropas para ir a sofocar la insurrección del Virreinato de Buenos Aires, que habría de escoltar Mourelle al mando de la escuadra. Sin embargo no quiso obedecer al gobierno constituido, ni jurar la Constitución, hasta que lo hubiese hecho el rey. Esto sucedió en marzo del 1820, después de haberla firmado el mismo Fernando VII.
mourelle
Nunca se recuperó de los disgustos sufridos y murió dos meses más tarde, en Cádiz. Sus restos reposan en el Panteón de Marinos Ilustres en San Fernando, Cádiz.
Precisamente esa nueva puesta en vigor, en 1820, de la Constitución de 1812 (había sido derogada por Fernando VII en 1814), propició que D. Juan Pondal, padre de Eduardo Pondal Abente, pudiese llevar a cabo sus deseos de comprar las casas del barrio de Puente Ceso, puesto que abolía los vínculos que pesaban sobre la propiedad, para establecer allí su casa petrucial.
Se da la curiosa circunstancia de que la madre de Eduardo Pondal, Ángela Fernanda Abente Chans, era hija de Rosario Chans Mourelle, sobrina del almirante Mourelle (2).
La rica memoria marinera de Corme, con el nutrido anecdotario que pervive en sus gentes (3), es un aliciente añadido al de su naturaleza agreste y sus deliciosos mariscos, pero todavía hay más: este pequeño pueblo es depositario del Museo de Arte Contemporáneo Costa da Morte, de la Fundación Torre-Pujales, que recoge el legado del pintor Julio Pujales, que además de su catálogo incluye obras de otros artistas contemporáneos plenamente consolidados.
‘La Fundación nace con la intención no sólo de dar a conocer su obra sino de ser sede de exposiciones, conceder becas a la creación y ser epicentro cultural para la Costa da Morte’.
museo
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.