AZUL MARINO
 
lunes 22|07|2019

Amorgos: cultura y naturaleza en la más oriental de las Cícladas

Texto y fotos: Manolo Bustabad Rapa y Pilar Alonso Canto

Amorgos (amorgó, pronuncian sus habitantes), en castellano puede sonar a amor, a madroño, a fresa silvestre, pero a isla griega…? Nunca lo habría adivinado. Sin embargo está en el corazón mismo del Egeo, en el centro de la Grecia insular, con el mar de Ícaro al norte y el de Creta al sur.
 
A nueve horas del puerto del Pireo, Amorgos es la más oriental del archipiélago de las Cícladas, ese conjunto de 211 islas e islotes, que en realidad son ninfas metamorfoseadas en rocas por no haber querido sacrificar a Neptuno.
Poco conocida en los circuitos turísticos internacionales, pero muy apreciada por botánicos, arqueólogos y senderistas solitarios, es un paraíso poco explorado y con mucha historia; lleno de piedras y flores que parece un gigantesco espinazo flotante, posiblemente del último dinosaurio, de algo más de treinta kilómetros de longitud y una media de cuatro de ancho.
Es un espacio de unas doce mil hectáreas, con menos de quince habitantes por kilómetro cuadrado, comunicativos, alegres y deseosos de agradar al forastero.
Sus empinadas y abruptas laderas se clavan en el agua con rapidez, bajo la mirada de las cabras y de algún monasterio suspendido en el acantilado. Porque, Amorgós, con 1.800 habitantes humanos, tiene varias decenas (quizá cientos) de pequeños santuarios, iglesias, monasterios… y 25.000 cabras.
Tiene pocas playas y la mayoría se concentran en las bahías de Ormos-Egialis y de Katapola, dos amplias ensenadas bien abrigadas del norte que acogen también los dos puertos de conexión con el mundo exterior. Nosotros arribamos al primero y, cinco días después, embarcamos en el segundo para regresar a Atenas.
Es el lugar perfecto para el desarrollo de verdaderas praderas de Posidonia oceánica, planta acuática del Mediterráneo, cuya presencia se asocia a agua limpia, sol, abundancia de peces y falta de contaminación.
 
Acompáñanos a descubrir los encantos de la más oriental de las Cícladas
 
 
La religión ocupa un lugar especial en la vida amorgiana.
 
 
De gentes alegres y comunicativas, acogen al viajero desde lo alto.
 
 
 
 
 
 
Suspendidos en los acantilados, pequeñas joyas asomadas al Egeo.
 
 
El Hotel & Spa Aegialis de casitas blancas y azules mirando al sur.
 
 
 
 
 
 
El viaje comienza volando con Aegean desde España.  
 
 
Así comenzó todo, en un encuentro internacional de cultura y turismo. 
 
 
 
 
 
 
Todo empezó con nuestra cita en el ‘9º Encuentro Internacional de Cultura y Turismo YPERIA 2011, que se desarrolla cada año entre las actividades de la ‘Asociación Cultural de Mujeres Tholaria Aegiali’ de Amorgos.
Durante cuatro días y cinco noches tuvimos la oportunidad de alejarnos de los tópicos habituales para profundizar en las tradiciones y costumbres de los isleños, en la música y la gastronomía, en la esencia de las plantas, en la historia y la arquitectura de este lugar minúsculo y privilegiado.
Todo ello de la mano de expertos próximos que nos acercaron con esmero a sus conocimientos, y con base en el Hotel & Spa Aegialis, asentado en una pronunciada ladera que se desliza hacia la bahía de Ormos-Egialis, mirando hacia el Sur.
Estas son las impresiones de nuestra estancia en Amorgos, una isla sorprendente.
 
      

This site is marvelous and

This site is marvelous and the photos are wonderful ... really beautiful. μπράβο ...

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.