AZUL MARINO
 
lunes 26|08|2019

De camino a Saïdia, la perla azul de Marruecos

Una mueca de desánimo se dibuja en nuestros rostros. ¿Qué hacer? Poco a poco el aeropuerto pierde acompañantes y viajeros. Sólo quedamos nosotros con cara de póker.
Nadie pregunta por nosotros y no conocemos a nadie. No hay guía, ni taxista, ni guía-taxista. Tragamos saliva y procuramos enterarnos de cuál es la situación. Decidimos preguntar a cualquiera que luzca uniforme, bien sea guardia de seguridad, personal del aeropuerto o algún piloto despistado.
Todo el mundo se muestra próximo, solidario con nuestra cuita y sin demasiado don para los idiomas, pero conseguimos hacernos entender.
Nadie sabe nada de Saïdia hasta que en el mostrador de información un sujeto con gracejo se interesa por nuestra suerte y parte, raudo, a informarse de qué está sucediendo. Regresa en unos minutos y nos dice que esperemos, que alguien aparecerá.
Y así es. Al cabo de una hora, blandiendo un juego de llaves, nos pregunta por el apellido y nos estrecha la mano. La suerte ya está echada. Nos aguarda hora y media de viaje en un desvencijado pero eficaz Mercedes. Decenas de vehículos similares se cruzan por el camino.
Llegamos a recordar que hace treinta años, vehículos similares atravesaban España procedentes de Europa y cargados de familias marroquíes se hacían cientos de kilómetros buscando unas anheladas vacaciones en tierras de los suyos. Ahora estos Mercedes campan a sus anchas en las carreteras del país y no hay nada como ellos.
El recorrido se va animando con paisajes mediterráneos de cultivos, huertos y plantaciones que dan fe de la pujanza de la agricultura marroquí. Serpentean en la carretera largas hileras de vendedores ambulantes de melones, sandías o higos chumbos. Grandes carteles anuncian pisos en construcción desde 75.000 dirhams.
Nada más salir del aeropuerto, una autovía dirige a los viajeros hacia Melilla (aquí Melilia). Cuando ya empiezas a sentir lo que es tu tierra, unos indicadores señalan giro a la derecha y, al fin, aparece la señalización de ‘Oujda-Saïdia’.
      

traslado saidia

nosotre estubimos en el hotel velive en julio, y todo perfecto, comidas playa y demas, los traslados los hicimos con 4x4facil que es una agencia de viajes con personal vivendo en el hotel, y muy ben.
echamos de menos meriendas para los niños, pero no todo puede ser perfecto, nos salio todo el viaje a unos 500 € por persona, para ser julio super tirado. a nuestro hijo gratis..

Profesionalidad en Marruecos

Con el fin de que no os ocurra la misma experiencia que a estos turistas, es muy importante saber con quien reserva el transfer y otros servicios en Marruecos.

Hay mucha gente que dice que trabaja en turismo, pero no es así, son chicos jóvenes que se compran un coche, se hacen una página en Internet básica y ya dicen ser profesionales de turismo y luego pasa lo que pasa. Incidentes como este hay todos los días y lo más importante es que pueden arruinarte tus vacaciones.

Estos problemas conllevan a llevarte una imagen de Marruecos desfavorable y no es así, ya que si consigues una impresa buena en organización de viajes por Marruecos, la experiencia es única e inexplicable, ya que Marruecos ofrece unos encantos, difícil de encontrar en otros países.

A la hora de reservar servicios por Internet, es muy importante que os aseguren: 1. Que tiene seguros de coche para transportar turistas y 2. Que haya una profesionalidad detrás de una simple imagen on-line.

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.