CON FIRMA
 
viernes 17|08|2018

España, el país del tinto de verano y también de los negocios

Mateus Coelho, director regional de España, Portugal y Brasil de SiteMinder

Muchas veces, cuando pensamos en España como destino turístico, nos imaginamos una de esas magníficas tumbonas en la playa de Talamanca, en Ibiza, o una caña bien tirada en la calle Alonso Martínez, en Madrid, o paseando por la Rambla de Barcelona. Lo que, hasta ahora, no suele venirnos muy a menudo a la cabeza es bajarnos del avión con un maletín en lugar de una sombrilla y es que, cada vez más, España se está convirtiendo también en un destino corporativo perfecto para los viajeros de negocios. 

MatheusCoelho

Quizá resulte curioso ver cómo cada vez más oleadas de turistas llegan con el ordenador debajo del brazo en lugar del bañador. Y es que Madrid y Barcelona se han convertido en dos centros europeos clave para conferencias, reuniones y eventos corporativos. Según un informe publicado por The Ostelea, School of Tourism & Hospitality, España se posicionó en 2017 como la quinta potencia mundial líder en la organización de eventos de negocios. Madrid y Barcelona se encuentran ya en el Top10 de grandes ciudades organizadoras de eventos.
Hoy, muchas compañías aterrizan en España para organizar sus eventos, sus viajes corporativos o sus cenas de negocios. Los hoteles, especialmente los urbanos, ya se están adaptando a las nuevas peticiones de estos viajeros y ofrecen una experiencia del viaje que cubre cada una de sus necesidades. Pantallas para videoconferencias, mesa de reuniones en una sala aparte dentro de la habitación, un mueble bar que siempre esté lleno, todos los pequeños detalles están presentes en esta personalización de la estancia ya que el huésped es y será siempre lo primero.
 
Venus vs Marte. ¿Buscan lo mismo los hombres y las mujeres cuando viajan por negocios?
Quizá uno prefiera bañera mientras que el otro elige la ducha. O una habitación con vistas en lugar de una con una pantalla más grande. Puede que uno opte por un hotel con gimnasio y otro por uno con encanto. Está el viajero que elige coger un coche privado o un taxi en el aeropuerto y otro que va directo al autobús con la intención de conocer un poco más la ciudad. Hay tantos tipos de viajeros como opciones a escoger.
Todas estas cosas pueden variar dependiendo del tipo de viajero que seas. Y cada uno de esos detalles debe estar en la mente del hotelero porque no importa si el huésped es mujer, hombre, de veinte o de cincuenta años. Lo que importa es que lo que pida, se lo puedas ofrecer o, al menos, puedas darle algo con lo que su estancia y su experiencia en el viaje sean satisfactorias.
El año pasado, la consultora Carlson Wagonlit (CWT Solutions Group), publicó un estudio sobre las principales diferencias de los hombres y las mujeres que viajan por trabajo. Curiosamente, una de las conclusiones esenciales del informe explicaba que las mujeres que viajan por negocios suelen reservar sus viajes al menos con dos días más que los hombres. Este dato quizá no suponga ninguna sorpresa para nadie pero, si lo pasamos a euros como si fueran divisas, vemos que la cosa cambia. Reservar un viaje un par de días antes de la fecha estipulada puede suponer un ahorro de alrededor de 17 dólares por reserva lo que supone unos 48.000 dólares al año para una empresa que tiene unos 1.000 trabajadores que viajan al año.
Es una cifra que, quizá, no resulte excesiva si hablamos de grandes empresas pero nos demuestra que, efectivamente, las mujeres son más previsoras a la hora de planificar o reservar un viaje. Una ventaja que los hoteles pueden sacar de todo esto es adelantarse. Ver cuándo es temporada de eventos importantes en su ciudad, averiguar qué buscan sus huéspedes cuando viajan a su hotel, qué pide y por qué y cómo ofrecérselo en una segunda estancia. Prepararse y ofrecer todo aquello que sabemos que esa clientela va a demandar cuando lleguen a su habitación es el verdadero truco.
 
¿Cómo puede el hotel saber cuáles son esos pequeños caprichos de los viajeros?
Una de las respuestas que podemos dar a esta incógnita es la tecnología. La moderna y avanzada tecnología que ayuda a que los empresarios evolucionen con el menor gasto y la mayor eficiencia posible.
Dice que aproximadamente el 50% del negocio de muchos alojamientos son, o pueden ser, los viajeros corporativos que, normalmente, se quedan en un hotel más lujoso y con más estrellas. En mi humilde opinión, no solo se trata de las estrellas sino de encontrar aquello que cada viajero necesita, en este caso, lo que los llamados ´business man or women´ exigen cuando se alojan en un hotel. Y, para atraer a este tipo de huéspedes, una de las claves es la continuidad.
Si viajas a un país por trabajo y te alojas en un hotel que te ofrece todas las comodidades y facilidades posibles, ¿no querrás quedarte en ese mismo hotel siempre que vayas a esa ciudad? O, incluso, al ir a cualquier otra ciudad, si ese hotel tuviera un `hermano´ en ese otro destino, ¿no preferirías ir a lo seguro tratándose de un viaje de trabajo?
Generalmente, sí. Eso es precisamente lo que ofrecen los sistemas de distribución global (GDSs) que tanto se mencionan hoy en día, para bien o para mal pero, desde luego, necesarios.
Gracias a los agentes de viajes corporativos conectados a los GDSs de reservas, los viajeros aportan la información y los datos necesarios como para que, en la siguiente compra, se les pueda ofrecer exactamente el mismo nivel de alojamiento y comodidad si así lo requiere el viajero.
Otra ventaja innegable que ofrecen los GDSs es la seguridad. Pongamos otro ejemplo. Si viajamos a una ciudad como Río de Janeiro en Brasil, una ciudad que además conozco más o menos bien, procuraremos alojarnos en una zona segura y tranquila. Sin embargo, al ser un viaje de negocios, también querremos estar en un hotel cerca de nuestro destino diario durante esos días en los que vayamos a visitar el país. ¿Cómo, pues, encontrar un hotel que se ajuste a las necesidades del viajero, en una zona segura, cerca de las reuniones que el viajero va a tener durante su estancia y, además, contratarlo a través de un operador que ofrezca la máxima tranquilidad y confianza? La respuesta que me viene a la cabeza es: conecta tu hotel con un GDS, consigue que tu hotel sea visible para más de 500.000 agentes de viaje y compañías de gestión de viajes de todo el mundo y empieza a capitalizar en el multimillonario mercado de los viajes corporativos que están en auge hoy en día.
 
Mateus Coelho es director regional de España, Portugal y Brasil de SiteMinder, una plataforma de servicios en la nube para el sector hotelero. La compañía presta servicio a hoteles de todos los tamaños con soluciones ampliamente premiadas aplicables tanto en establecimientos independientes como en grupos empresariales en cualquier lugar del mundo.
La oferta de SiteMinder incluye The Channel Manager, plataforma de distribución online líder del sector; TheBookingButton, un completo motor de reservas que gestiona reservas directas a través de la web, el móvil o las redes sociales; Canvas, el creador de páginas web inteligentes; Prophet, la solución inteligente que se encarga de predecir las tarifas de las habitaciones en tiempo real; y GDS by SiteMinder, un punto único de entrada a una red de agencias de viajes de seis dígitos y a los principales sistemas de reservas (GDS) del mundo. Con más de 28.000 hoteles en su cartera de clientes y 550 de los principales proveedores de conectividad del sector asociados a su servicio, SiteMinder está presente en más de 160 países de los seis continentes.
Para más información sobre la empresa: www.siteminder.com.