INTERNACIONAL
 
martes 13|11|2018

El turismo en Francia espera ingresos de récord en este 2018

ParisEn su último informe relativo al turismo internacional en Francia, desde el Banco de Francia se destaca los resultados positivos del sector, al tiempo que señala ciertas debilidades. 

Si la tendencia continúa, 2018 va a ser un año récord para el turismo francés. La última actualización de los datos de Banque de France sobre el sector muestra que los ingresos por turismo internacional en el país continúan creciendo.
De este modo, Francia sigue ocupando el tercer lugar entre los países con mayores ingresos por turismo, detrás de Estados Unidos y de España. 
Después de un fuerte descenso, debido en particular a los ataques terroristas islámicos en el territorio francés, los ingresos por turismo aumentaron entre 2016 y 2018, hasta tal punto que el récord establecido hasta 2014 (54.000 millones de euros) está en vías de ser superado.
Después de un año 2017 que alcanzó los 53.700 millones de euros, las cifras disponibles durante un período de 12 meses entre julio de 2017 y junio de 2018 superan los 56.000 millones de euros.
Según el Banque de France, el saldo del sector (en otras palabras, ingresos menos gastos) alcanzó casi los 17.500 millones de euros, su nivel más alto desde 2013. 
El gobierno de Francia declaró que pretendía mejorar la promoción del destino francés, al tiempo que movilizaba el tema de la mano de obra en los sectores de hoteles y restaurantes. Estas mejoras deben implementarse teniendo en cuenta los Juegos Olímpicos de 2024. 
Los datos de Banque de France también muestran los países de donde proviene la mayoría de los ingresos del sector.
En el informe oficial se destaca que las diez fuentes principales representan tres cuartas partes de los ingresos. Hablamos así de siete de Europa, dos de Asia y uno de América, resultando Bélgica el mayor cliente, con 6.500 millones de euros, que viene a representar en torno al 12% de los ingresos.
El gasto de estos diez países aumentó el año pasado, con la excepción de los estadounidenses e italianos, que gastaron un poco menos. 
En el estudio se destaca la fuerte interdependencia entre las naciones europeas en términos de los ingresos del turismo, así como el peso de los viajeros franceses para los otros países de Europa: una gran proporción de los ingresos franceses en el sector provienen de otros países europeos, y Francia.
Con todo, aunque 2018 podría resultar un año récord, el país adolece de algunas debilidades destacadas por las estadísticas del informe. Así, Francia sigue siendo un destino caro, y los turistas a menudo gastan una gran parte de su dinero en alojamiento y / o comida.
El alto costo de la vida limita las compras y los gastos de ocio de los turistas: representan solo el 8% del presupuesto total de un español, el 13% de un belga y hasta el 28% para un chino.
Asimismo se ha destacado que lo más preocupante es que el peso de Francia en los ingresos totales de turismo de la Unión Europea ha disminuido significativamente en los últimos siete años.
Expreso. Redacción. T.R