SABORES
 
miércoles 21|08|2019

Arqueogastronomía en Vimianzo, sabores de antaño en la costa de Galicia

 
Antes de marcharse de Vimianzo
En Vimianzo hay que visitar su castillo medieval. De la fortaleza original, siglo XII, no quedan vestigios después de la gran transformación que sufrió en el siglo XV, al finalizar la Guerra de los Irmandiños. Es un castillo sobrio con una torre del homenaje a la que se puede subir para disfrutar de las vistas.
bolillos
Desde 1994 el edificio es propiedad de la Diputación de Coruña y cobija a varias asociaciones de artesanos del municipio, donde trabajan, exponen y venden sus productos. Es emocionante ver las expertas y rápidas manos de las palilleiras elaborar unos complicados encajes de bolillos. Se enciende mejor cuando te cuentan que ellas, en vez de muñecas, tuvieron una almohada con unos palillos (bolillos) para jugar.
Allí mismo se encuentra la Asociación para la Recuperación del Lino. Todos los días las tejedoras-hilanderas trabajan con sus ruecas, husos y telares de madera.
El cultivo de esta planta se perdió cincuenta años antes de que se creara la asociación, así que todo su afán es dar a conocer el proceso desde que crece la propia planta hasta el producto final. Fernando Cambón, el olleiro y ceramista creador de la vajilla original castreña, expone y vende las piezas elaboradas en su taller de Buño.
Pazos y casas blasonadas, faros, cabos, artesanía, megalitismo y las playas más bonitas de Galicia son algunos de los atractivos que se pueden encontrar en este tramo de la Costa da Morte.
 
De ruta por la Costa da Morte
playa
Desde Vimianzo a Muxía hay que hacer una parada en Cereixo para visitar la iglesia de Santiago y las Torres del pazo. La playa del Lago, preciosa, resulta cada día diferente, ya que está a merced de las caprichosas formas que el pequeño río Llago dibuja en su desembocadura al mar.
Antes de llegar a Muxía se encuentra Moraime, donde se puede visitar la iglesia románica de San Julián, antiguo monasterio benedictino.
El santuario de Santa María da Barca, en Muxía, mira hacia el mar. Las rocas que lo protegen  están lisas y romas por las embestidas de las olas y es que cuando el Atlántico se enfurece lo hace de verdad.
Quizá por eso imposible no acordarse del hundimiento del petrolero Prestige justo enfrente de esta costa, que tanto daño causó al ecosistema, afortunadamente casi recuperado. Como recordaremos también durante mucho tiempo el incendio causado por un rayo, justo el día de Navidad de 2013, que arrasó el interior del santuario, incluido el retablo central del siglo XVIII.
santuario
En Muxía un restaurante recomendable es ‘A de Loló’. Además de tener una buena cocina tradicional y de vanguardia, su propietario Sergio es un gran anfitrión y buen conversador, entre plato y plato cuenta historias de Muxía, entre ellas la del edificio del restaurante y el porqué de su nombre.
Es interesante visitar alguna lonja de pescado como la del pueblo pesquero de Laxe, resulta divertido mezclarse con pescadores y distribuidores e intentar descifrar su lenguaje. Hacia las 5 de la tarde comienza la subasta de rayas y julianas, jureles, merluzas, sanmartiños y otros peces de la zona con grandes ojos. Lo único que piden es silencio y no estorbar.
Para pernoctar, además de los alojamientos que hay en Vimianzo, una buena opción es el Torre de Laxe, un alojamiento rural con mucho encanto y unas bonitas instalaciones. Aquí se puede disfrutar de un jardín magnífico y del calor de sus chimeneas, tanto en el salón del hotel como en las casas adyacentes independientes.
 
Más información: 
Vimianzo ‘Do mar á terra’  www.domaraterra.com
Vimianzo Turismo  www.vimianzo.es/turismo
Turismo de Galicia  www.turgalicia.es
jardin 
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.