SABORES
 
domingo 25|08|2019

Primavera en Asturias, por los caminos de la sidra y otros vinos

gaitero
Pero quien ha puesto a Villaviciosa realmente en el mapa es la sidra. Y particularmente ‘Sidras El Gaitero’, una gran empresa que inicia su andadura en 1888, con la compra de la primera máquina champanizadora, y que ya no paró de crecer, a pesar de la gran crisis de las posguerras, hasta la actualidad. La finalidad de esta sidra gasificada era conseguir que resistiese la larga travesía a América, donde alegraría la existencia de tantos asturianos, recordándoles el terruño.
Los fundadores fueron los hermanos del Valle, financiados por Bernardo de la Ballina y Ángel Fernández, pero el primer gran impulso se lo dio Obdulio Fernández Pando, que ya había estado en Acapulco, al comprar la parte de Eladio del Valle y Ángel Fernández, en 1895.
Fue cuando se montó en el actual emplazamiento, al lado del muelle, que facilitaba el transporte hasta los principales puertos emisores, Gijón y Santander, desde donde salía hacia América. De esa época es la proliferación de carteles propagandísticos y las primeras cuñas radiofónicas. Los métodos y la maquinaria eran mayoritariamente alemanes.
En los años cincuenta, la empresa salió de los tiempos difíciles, de la mano de José Cardín Fernández, sobrino de Obdulio, que introdujo los depósitos metálicos y triplicó la producción. Es de resaltar la apertura al público de la sidrería ‘El gaitero’, que ya en 1968 recibía unas 50.000 visitas anuales.
Impresiona la vieja bodega, en la que resaltan los grandes toneles, de 60.000 y 70.000 litros con los nombres de las provincias españolas y los países americanos más consumidores. La nueva tiene casi un centenar de depósitos de acero al carbono de 56.000 litros cada uno. Actualmente fabrican, además de las espumosas tradicionales, las sidras naturales de ‘nueva expresión’, las brut y las sin alcohol.
gaitero
Toda la información sobre esta emblemática sidra en www.gaitero.com. De todos modos, aunque la más importante, sólo es un ejemplo de tantas y tantas familias que enriquecen el mundo de la sidra año tras año, dando lo mejor de una experiencia milenaria. Se puede comprobar, por ejemplo, en www.turismovillaviciosa.es o en www.enlavilla.es.
Quizá sea éste el momento de hablar de las tendencias actuales del sector y de los nuevos productos que pugnan por abrir su propia cuota de mercado. 

Las nuevas tendencias de la sidra

Sidras de ‘nueva expresión’ y sidras ‘brut’

Nos decía Luis Alberto Martínez Abascal, el conocido jefe de cocina de Casa Fermín, en Oviedo (en una breve charla que esperamos sea prólogo de otra más sabrosa en la próxima estación), que ‘la sidra natural tradicional probablemente ha tocado techo; ahora hay que impulsar las nuevas tendencias del sector, cuyos productos estrella son la ‘sidra de nueva expresión’ y la brut’.
La verdad es que la propia esencia de la sidra natural tradicional, hace que su consumo quede limitado a las fiestas familiares, sobre todo campestres o al aire libre, a las bodegas y a los chigres o sidrerías. Porque el indispensable escanciado, con su asperjado y sus vertidos, no es apropiado para un restaurante.
Esta realidad priva a los comensales del placer de la degustación en su estado ‘natural’ o en compañía de viandas con las que el maridaje es correcto. Por ello, la preocupación de una parte del gremio sidrero es la consecución de una sidra que no precise ‘romperse’ con el escanciado y que su servicio sea similar al de cualquier vino.
Pues bien, a base de filtrados, reposos y otras mañas, ya son varias las bodegas que han conseguido lo que se ha dado en llamar ‘sidras de nueva expresión’ y siguen perfeccionando este producto.
original
      

Que no sea dulce tiene que

Que no sea dulce tiene que ver con la elaboración. Si cortas la fermentación antes o bien usas el método de keeving frances te va a quedar dulce.
Si dejas hacer la fermentación alcohólica ya sea en asturias o en pernanbuco se comerá todo el azúcar de la misma.
La manzana influye en el nivel de acidez o amargor...el azúcar influye en el nivel de alcóhol.
La diferencia principal con otras sidras acidas es el nivel de volàtil.
Respecto a los vasos toda la razón, a día de hoy en casi todas partes hay un vaso por cabeza

Gracias por leer EXPRESO y

Gracias por leer EXPRESO y por sus matizaciones sobre la elaboración de la sidra.

Este reportaje tiene dos

Este reportaje tiene dos incorrecciones de importancia:

1) Al contrario de lo que se afirma al principio del texto, el motivo por el que la Sidra Natural de Asturias no es dulce(en realidad tiene un sabor que es en una pequeña parte dulce y en mucho mayor parte ácido y amargo) no es por nada relacionado con la forma de elaborarla, sino por las características de las diferentes variedades de manzanas mayoritariamente asturianas(en el caso de las que tienen D.O.P son 100% asturianas), las cuales tienen originalmente muy bajo contenido de azucar y sabores amargos y ácidos.

2) Refiriéndose al hehco de compartir el vaso, se observa en el artículo: "..Cada vez más, este hábito está desapareciendo y cada bebedor tiene su vaso". No es cierto. En todas las sidrerías o restaurantes en Asturias en los que la sidra es escanciada se suele compartir el mismo vaso si el grupo es de hasta 3 personas. Si el grupo es de 4 personas o mas, el camarero utilizará 2 o hasta 3 vasos, pero esto es por ahorrar tiempo(del camarero y de los comensales que esperan su turno).

Por lo demás, el reportaje es muy completo y el recorrido ha sido muy interesante y variado. Gracias :-)

Ante todo queremos darle las

Ante todo queremos darle las gracias por leer EXPRESO, por compartir el amor a la sidra asturiana, que nosotros hemos desarrollado a medida que nos introducíamos en su mundo, y por aportar opiniones que contribuyan a clarificar los conceptos.
 
En cuanto al origen del sabor y contenido (o no) de azúcares de la sidra, podemos asegurarle que si hacemos una afirmación tan rotunda es porque la hemos recogido de auténticos eruditos en el tema. Próximamente se publicarán en nuestra sección 'de cerca' varias entrevistas que hemos realizado durante la preparación de este reportaje, alguna de las cuales puede aportar también luz sobre ello.
 
Nuestra intención no es polemizar, sino exponer lo que hemos percibido directamente, y podemos asegurarle que en las tres ocasiones en que hemos tomado una botella de sidra (dos en chigres de la calle Gascona, en Oviedo, y otra en el casco histórico de Gijón), los dos reporteros que componíamos el equipo de EXPRESO, nos pusieron dos vasos, sin pedirlo. Precisamente, al indagar sobre el asunto, obtuvimos la respuesta que hemos transmitido con nuestro comentario.
 
 

Quería aclarar que lo de

Quería aclarar que lo de utilizar 3 vasos sería para el caso de un grupo numeroso, como por ejemplo 9-12 personas. Esto por supuesto que no es exacto, pero la costumbre de compartir el vaso sigue estando generalizada.

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.