DE CERCA
 
martes 18|12|2018

Hace 30 años por aquí únicamente acampaban los pehuenches

ENBIGA2017. Posada 'La Escondida'. Villa Pehuenia

posada_nieve

La municipalidad Villa Pehuenia-Moquehue es un conjunto de asentamientos en torno a los lagos Aluminé y Maquehue, actualmente en plena efervescencia colonizadora. Todos los 'emprendedores', participantes en el ENBIGA con los que hemos hablado, son foráneos procedentes en su mayoría de Buenos Aires, aunque también algunos chilenos y europeos. Y es que hasta hace sólo 30 años por aquí únicamente acampaban los pehuenches en la veranada. Ellos son los que tienen el control del Parque de Nieve Batea Mahuida, que fue en realidad el primer foco de atraccción de los pioneros. 

 

Posada 'La Escondida'
Si los fogones hablasen, los de ´La Escondida' nos contarían los detalles del inolvidable encuentro gastronómico entre dos océanos, Pacífico y Atlántico; cuatro países, Argentina, Chile, Costa Rica y España; dos continentes, América y Europa; dos hemisferios, Boreal y Austral; entre mar y montaña; a doce manos..., que aconteció allí durante una de las memorables jornadas de ENBIGA2017. (Encuentro gastronómico en la cordillera. Villa Pehuenia). Ésta es una posada representativa de la amplia oferta que se encuentra en el poblado y, mientras aguardábamos la salida de los platos, amablemente nos dedicó unos minutos Vanina Martínez, una rosarina que se trasladó aquí hace 12 años, ejerce de gerente, pero la hemos visto de comodín, ayudando en los momentos clave de esta vertiginosa jornada.
vanina
¿Cuál es la oferta de 'La Escondida? ¿Qué capacidad tiene?
Dentro del terreno está dividido en dos sectores. En esta ala tenemos seis habitaciones dobles, algunas se pueden armar también de manera triple, dos living y el desayunador. Y, por fuera de la hostería, a orillas del lago tenemos cabañas que están equipadas más bien para familias; son desde dos hasta seis personas. En total, 5 cabañas y 6 habitaciones dobles. La capacidad de la posada en este momento es de 32 plazas.
¿Cuánto tiempo lleva abierta la posada?
Llevamos trece años en la villa.
Podemos decir que son pioneros en el turismo local...
Así es.
¿Funciona el negocio?
Tenemos todavía muy marcadas las temporadas en Villa Pehuenia. En este momento se trabaja muchísimo durante los meses de verano. Después de las fiestas, durante todo enero, febrero, marzo, hasta la Semana Santa. Después, el mes fuerte sería julio, que viene la gente a esquiar y a aprovechar del Parque de Nieve, que está administrado por la comunidad mapuche de acá de la zona.
¿Cuáles son las termas más próximas?
Las más cercanas, del lado argentino, son las de Copahue, que se encuentra de acá a 180 km. y también tiene centro de esquí. Habitualmente, en invierno, es muy complicado acceder a las termas, pero en verano hay mucha gente que se aloja acá en Pehuenia y viaja por el día para conocer la zona.
¿Cuál es el cliente tipo?
En realidad trabajamos mucho con gente de Buenos Aires, Córdoba, toda la zona de la Pampa... Tenemos turistas extranjeros que nos visitan entre los meses de octubre, noviembre, principalmente suizos y alemanes. Trabajamos con una empresa de Buenos Aires que comercializa este turismo de Europa. La mayoría son suizos.
posada_portalon
¿No vienen muchos chilenos, estando tan cerca?
Claro, chilenos hay muchos los fines de semana, porque el paso de Icalma se encuentra a 15 km. Sí, recibimos mucha gente de Chile.
Hoy hay mucha actividad en la cocina, con ENBIGA, ¿está abierto siempre el restaurante?
En la villa hay demasiada oferta gastronómica. Hay chefs muy buenos que cada uno tiene su emprendimiento. Nosotros lo que estamos ofreciendo en este momento es alguna opción en el caso de que los huéspedes no quieran salir a cenar. Nos caracterizamos por sopas, ensaladas, tablas de fiambres y ahumados, variedad en sándwiches... Pero en este momento no tenemos carta como tuvimos hace un par de años, donde la villa era más chiquita y se necesitaba contener a los huéspedes con un menú más específico. Por lo general la gente cena la primera noche y después sale a degustar la amplia oferta de Villa Pehuenia.
¿Han tenido algún cliente ilustre?
Todos los años, en el mes de mayo, se celebra el festival del chef, así que, habitualmente contamos con la presencia de Doly Irigoyen, que es la madrina del evento, Cristof, otros cocineros conocidos como Juliana López May, Osvaldo Gross... Del mundo artístico, nos han visitado Soledad Silveyra, Luisa Kuliok, Dina Talia... Han venido distintas personalidades que descubrieron Villa Pehuenia como un atractivo dentro de la Patagonia argentina.
¿Qué le parece ENBIGA? ¿Lo conocía ya por su primera edición?
No. Lo descubrí este año cuando vinieron a proponernos hacerlo acá en Villa Pehuenia. Me parece muy interesante; aparte veo que están involucrados distintos países y me parece una propuesta para dar a conocer gastronomía y productos. Muy oportuno para todo el mundo.
¿Un mensaje para nuestros lectores?
Simplemente que los esperamos. Villa Pehuenia es una localidad muy chiquita, muy linda, dentro de lo que es el Sur argentino. Estamos abiertos todo el año y les vamos a ofrecer no sólo gran variedad de gastronomía sino paisajes y lugares muy lindos.
Gracias.
Villa_Pehuenia_distancias 
Para llegar a Villa Pehuenia, desde Neuquén, la capital provincial, distante 320 km, hay que tomar la ruta nacional 22, hasta Zapala, y luego por la ruta provincial 13, que va hacia el paso de Icalma en la raya con Chile. Precisamente en el estado vecino está el aeropuerto más cercano, el de Temuco, capital de la Araucanía, a unos 140 km. Y, ya por completar datos de ubicación, la distancia a Buenos aires es de 1458 km. y a Villa La Angostura, la población más austral de la propia provincia de Neuquén, de 438. Una buena medida antes de lanzarse a la carretera, sobre todo si es invierno, es consultar con el departamento de vialidad provincial, www.dpvneuquen.gov.ar. La municipalidad tiene editada una completísima Guía de Prestadores de Servicios, www.villapehuenia.gob.ar, donde se puede obtener toda la información sobre alojamientos, gastronomía y cualquier suministro.
 
Texto y fotos: Manolo Bustabad Rapa y Pilar Alonso Canto