DE CERCA
 
martes 25|04|2017

Somos un país muy comprometido con el medio ambiente

Dato Seri Mohamed Nazri Bin Abdul Aziz, ministro de Turismo y Cultura de Malasia.

Malasia es uno de los destinos clave este 2017. A pesar de las conversaciones de desaceleración de la economía global y una creciente preferencia por los visitantes extranjeros a las vacaciones más cerca de casa, Malasia se encamina a recibir este año a un total de 31 millones de turistas. Sobre este destino tan apetecible hemos tenido la oportunidad de conversar con Dato Seri Mohamed Nazri Bin Abdul Aziz, ministro de Turismo y Cultura de Malasia.

malasia_ministro

¿En qué aspectos planea su gobierno centrarse en cuanto a promoción turística en el corto plazo?

Albert Adrià es un gran genio detrás del otro genio

Claudio Ilundayn, pasión por la repostería

Otra oportunidad que nos reservaba ENBIGA 2016, en plena Patagonia, fue la de conocer al chef pattisier Claudio Ilundayn que en ese momento (*) lideraba un equipo de once reposteros en el mítico Llao Llao de Bariloche. Ese lujoso marco unido a su excelencia ante los fogones le proporcionó la satisfacción de cocinar para innumerables personalidades, entre ellas, los presidentes Obama y Carter de los EEUU o una comisión de presidentes europeos, con motivo de la toma de posesión de Cristina Fernández de Kirncher. Lo entrevistamos a bordo del transbordador que nos llevaba desde Valdivia a Corral.

claudio

Objetivo inmediato para este 2017: batir el Guinness con la pizza más larga

Adrián Borja, un chef ecuatoriano en ENBIGA 2016

Adrián Borja es profesor en la escuela de APPYCE, la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas, en Buenos Aires, y cocina para la embajada de Ecuador en la Argentina, donde reside. Fue el cocinero extranjero invitado en ENBIGA 2016, el inusitado Encuentro Bioceánico de Gastronomía que tuvo lugar en la Patagonia, entre chilenos y argentinos, en diciembre. Adrián representaba a su país, Ecuador, y realizó su magistral intervención en los jardines del hotel Puerta del Sur, en pleno corazón de Valdivia, elaborando su particular Ceviche de camarón, como entrante, y un Pescado en salsa de mariscos con palmito y quinua negra ecuatoriana, como plato principal.
adrian_borja

En un receso del evento nos contaba sus impresiones y proyectos.


De Gastón Acurio a Paul Bocuse

Alejandro Maglione, pláticas en el ómnibus (4)

alejandroAlejandro prosigue su ya monólogo, cargando sin piedad contra críticos hipócritas y periodistas que no saben.

¿Todo esto, sobre los gurús de la restauración y artífices de la cocina molecular, lo dice en su programa de radio, en sus artículos...?
Absolutamente, escribí eso mil veces. Me he enfrentado a la comida molecular decididamente. De hecho, nunca llegó a Japón; nunca fue aceptada en Italia, en Francia; nunca cruzó decididamente el Atlántico; nunca logró entrar en Estados Unidos, en México... Es decir, una cocina que, por lo compleja, lo de laboratorio, esto, lo otro..., quedó encuadrada directamente en los que tenían las máquinas que permitían hacerlo. Yo no puedo tener en mi casa una botella de nitrógeno para cocinar, como Ferrán Adriá; ¿estamos locos? Si yo quiero gastarme 200 euros en una comida por la experiencia, adelante, pero no es para ir a comer todos los días. Nadie fue a comer al Bulli más de dos veces. Nadie que yo conozca. Entonces, ¿qué sucede?, yo salgo, como en un restaurante y vengo a descubrir que el que me pareció una catástrofe al otro le pareció excelente. También hay que ver donde publica el otro. Hay muchos que opinan como látigos y escriben en un blog. Eso es muy respetable, pero vamos, yo publico en La Nación y tengo un nivel de cliqueo. Me lee gente de Tokio que me escribe, de Londres... Tengo el nombre de ellos. En Nueva Zelanda..., en Nueva Guinea tengo una lectora que me dice: "qué buena la nota de hoy, lo felicito". Cosa que no sucede al que escribe en un blog, que no sabes cuándo escribe, que ni siquiera sabes si existe...La credibilidad es importante.

Ayunando opíparamente en Madrid, con espumas y pelotitas de Ferrán Adriá

Alejandro Maglione, pláticas en el ómnibus (3)

alejandroMaglione niega ser crítico gastronómico, pero basta iniciar el tema para que hable sin parar.

Vayamos a la critica gastronómica. ¿Por qué los críticos son vituperados muchas veces o al menos no son comprendidos siempre? ¿Quizás por no explicar adecuadamente cuál es la relación con los restaurantes o con las bodegas? Publicar sobre una cocina o sobre un vino puede ser beneficioso para el producto, pero también para el medio si hablamos de marcas prestigiadas. Puede haber publicidad encubierta... ¿Cómo maneja este complejo asunto?