CON FIRMA
 
martes 25|04|2017

Túnez te espera, seguro

Manolo Bustabad Rapa, periodista

Estamos hartos de oír el mismo argumento una y otra vez: el turismo se retrae en el Magreb por problemas de seguridad y se desvía a otros destinos bañados por el mismo mar. Lo único verdadero es que el número de viajeros a esa zona ha disminuido, pero el argumento es falso, al menos en lo que respecta a un Túnez que es prolongación de Europa en África, como se refleja en el día a día.

alumnos

Y lo es no sólo por la historia común, de la que pervive con fuerza la arquitectura romana asentada con frecuencia sobre huellas fenicias; ni siquiera por la cultura, que tantas cosas comparte con la española, en sus cultivos, artesanía o actividad pesquera, que determinan una alimentación tan nuestra, y en la actividad vespertina con sillas de enea y tertulia en los umbrales; sino por la mentalidad abierta de sus gentes y por los logros de una sociedad que ha sabido entender el principio indispensable para constituir un sistema político moderno y estable: algo tan básico como la separación entre Religión y Estado, entre pecado y delito.
No importa que quien sentara las bases fuera el dictador Habib Bourguiba, que tenía clara la utilidad del socialismo árabe para enfrentarse al fundamentalismo islámico, dando libertad e igualdad de oportunidades a las mujeres, en contra de la rancia tradición. Es muy ilustrativa la anécdota, seguramente cierta, recordada especialmente en Monastir, pueblo natal de Bourguiba: En cierta ocasión, paseando de incógnito por una de sus aldeas, se enfrentó a un viejo paisano que apaleaba a su jumento. El hombre, que no lo identificó, le dijo: ¿quién eres tú para entrometerte en mis asuntos? ¿Cómo es que no me conoces?, le respondió, soy el Presidente. ¡Ah! tú eres el que nos privó del control de nuestras mujeres, ¿ahora quieres quitarnos también el mando sobre nuestros burros?
La presencia de la mujer en cargos de responsabilidad, real hoy en cualquier ámbito, es particularmente visible en el turístico, cuya ministra es Salma Elloumi. Nos encontramos sobre todo con mujeres en la recepción de los hoteles. Y una mujer, Nehla Derouiche, es la Responsable de Marketing para España y Portugal de Tunisair, la línea aérea de bandera tunecina, con una historia de casi setenta años.
En el vuelo de regreso a España el último lunes 30 de mayo, constatábamos estas apreciaciones leyendo La Presse, uno de los diarios de mayor tirada en Túnez, cuyos artículos editoriales trataban sin remilgos dos asuntos, quizá los más importantes para el mantenimiento de la realidad democrática, de intensa actualidad: Cultiver le dialogue et corriger les concepts, sobre la problemática candente en las aulas, como el machismo, la tolerancia, la implicación de las madres, el compromiso de los jóvenes. Y La sécularisation des esprits ne se décrète pas!, analizando el cambio cultural necesario para asumir plenamente la separación de política y religión. Es decir, hoy se puede hablar de cualquier tema por muy tabú que lo consideren los más reaccionarios.
Ni que decir tiene que Túnez atesora recursos y destinos de gran atractivo para el viajero, sobre algunos se lo contaremos a nuestros lectores en el correspondiente reportaje, ahora sólo queríamos decirles que viajar a ese gran país es tan seguro como hacerlo a cualquiera de los de nuestro mundo democrático, porque Túnez es uno de los nuestros.
      

suscribo tus palabras y el

suscribo tus palabras y el reconocimiento a Nehla, un amor de persona

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.
CAPTCHA de imagen