INTERNACIONAL
 
jueves 13|12|2018

Centroamérica y Europa cada vez más conectados

avionCentroamérica es un mágico multidestino que nadie debería perderse. Es internarse por inmensos entornos naturales, que abrigan más del 8% de la biodiversidad del planeta, recorriendo interminables playas cinceladas por legendarios mares, admirar enigmáticas edificaciones legadas por la cultura maya, es convivir con culturas vivas, y saborear un legado cultural que pervive en la gastronomía y alegría de sus pueblos.    

Nunca se había estado tan conectados con el viejo continente como ahora. Son muchas las líneas aéreas europeas, latinoamericanas y norteamericanas que ofrecen un abanico de rutas y frecuencias que permiten crear itinerarios multidestino a la medida del visitante, con entradas y salidas por diferentes puntos del istmo centroamericano.    
Así se presentan tres propuestas de circuitos, que son, a decir verdad, una tenue pincelada de lo que estas tierras de encanto extraordinario tienen para ofrecer. Las sugerencias están llenas de aventura, color, cultura y de relajación por el Caribe y el Pacifico. 
Aventura, cultura y sol en Guatemala, Belice y El Salvador
Tomando en cuenta las cuatro frecuencias semanales en la ruta Madrid – Guatemala – El Salvador, desde CATA nos proponen iniciar este circuito en Guatemala, siguiendo por tierra hacia Belice llegando a El Salvador vía aérea para conectar con el vuelo de Iberia en ruta El Salvador – Madrid. 
En breve, Air Europa tendrá una frecuencia directa entre Madrid y Guatemala, que se podrá complementar con la Madrid - San Pedro Sula que ya está en operaciones.     
Recorrido por el reino de Guatemala
Este reino lo comprendían seis de los países de la actual Centroamérica, parte de Panamá y Chiapas en México. Gran parte de este pasado colonial se encapsula en la romántica y siempre viva Antigua Guatemala, la cual merece ser recorrida a pie para apreciar las históricas edificaciones, encontrarse con las coloridas vestimentas y la dulzura de los niños mayas que corretean y ríen por las plazas y parques de la ciudad, mientras sus madres venden las exquisitas artesanías y tejidos ancestrales. Otra atracción de Antigua Guatemala es escalar el volcán de Fuego.    
Panajachel y el mágico Lago Atitlán aguardan, desde aquí se puede tomar un bote para visitar los pueblos indígenas, o escalar cualquiera de los tres volcanes que enmarcan el inquieto lago. Si se quiere visitar el mercado indígena al aire libre más grande de Latinoamérica y recorrer la iglesia de Santo Tomás y presenciar algún ceremonial maya se debe programar la visita a Chichicastenango en jueves o domingo.    
Para ir a Tikal se debe ir a Flores, para esto bien puede tomar un vuelo matutino desde ciudad Guatemala o un autobús desde la capital que tienen diferentes horarios, incluyendo uno que sale a las 8 de la noche y llega a Flores a las 6:30 A.M., ya en Flores se pueden organizar las visitas a las joyas arqueológicas mayas de Tikal, Yaxhá y Uaxactún.    
Belice, una historia maya de más de dos mil años
Hay evidencias de que el actual territorio de Belice estuvo habitado por la civilización maya desde el 2000 A.C., llegando a alcanzar una población estimada de un millón de persona.
Desde Flores se puede continuar por tierra hacia ciudad Belice, desde donde se pueden organizar las visitas a los sitios de Altun Ha, Lamanai, El Caracol, o la cueva de Actun Tunichil Muktal, las más impresionantes del mundo maya. Vale la pena alternar las visitas por el mundo maya con alguna excursión de buceo en el Blue Hole, al cayo Ambergris, la Isla Bonita.   
El Salvador, un gigante de la naturaleza
Luego de unos días de sol y playa en el Caribe centroamericano, lo mejor será tomar un vuelo hacia San Salvador, El Salvador, llamado también el Pulgarcito de América. 
Los templos, castillos y cuevas ceremoniales mayas nos asombran en Belice y Guatemala, sin embargo, El Salvador desvela el secreto de la cotidianidad de las aldeas mayas precolombinas, en su sitio arqueológico Joya de Cerén, a la que también se llama la ‘Pompeya Centroamericana’, ya que, al igual que su par italiana fue cubierta por las cenizas después de una erupción masiva, con la salvedad que, en este caso, los habitantes tuvieron oportunidad de escapar.   
Los gobernantes de Joya de Cerén vivían en el vecino señorío de San Andrés, donde se ha logrado excavar las estructuras político ceremonial. 
El Salvador, es un país lleno de gente amable, atenta y sonriente, que vive entre las fabulosas siluetas de sus maravillosos y verdes volcanes. Vale la pena visitar el Parque Nacional Los Volcanes y admirar desde alguno de sus miradores, ya sea el pico o la silueta completa del perfecto Izalco, caminar los senderos cubierto del vetusto bosque del Cerro Verde y escalar el Volcán Santa Ana admirando su cráter y refrescarnos al final con una visita a las aguas verde turquesa del Lago Coatepeque. 
Antes de decir adiós a Centroamérica, hay que surfear las mundialmente famosas olas en las playas del Tunco y Sunzal. El vuelo de Iberia hacia Madrid sale por la noche de San Salvador, por lo que bien se podría visitar el centro histórico de la ciudad y visitar la cripta de monseñor Oscar Arnulfo Romero, el primer santo de Centroamérica.     
La huella maya en Centroamérica
Considerando que Air Europa tiene una frecuencia semanal entre Madrid y San Pedro Sula, Honduras, e iniciará vuelos entre Madrid y Guatemala, la ruta que proponemos invita a profundizar sobre la huella de la civilización maya visitando sus principales sitios en Guatemala, Belice y Honduras, un buen plan vacacional para el 2019.     
En el País del mundo maya
San Pedro Sula es la capital industrial de Honduras, sin embargo, existen espacios naturales que visitar para degustar un delicioso almuerzo teniendo como escenario las vistas más espectaculares de la ciudad. La visita por San Pedro podrá incluir el Museo de Antropología y la catedral de San Pedro Apóstol. 
Para encauzarse sobre la ruta maya hondureña es recomendable empezar por Santa Rosa de Copán, ciudad colonial que invita a recorrer sus calles empedradas, visitar el museo del tabaco, saborear un buen puro en alguna de sus fábricas, cenar en algún romántico lugar sellando la noche con un Timoshenko, licor de caña en el que se macera por seis meses las frutas tropicales y ciruelas pasas.    
Santa Rosa es el punto de salida hacia Copán Ruinas para visitar el sitio arqueológico Copán, la que fuera una poderosa ciudad – estado que tuvo su caída en el año 738 D.C., luego que su rey fuera capturado y ejecutado cayendo bajo el dominio del señorío de Quiriguá.
El sitio consta de un área principal, juego de pelota, la escalinata de jeroglíficos, la plaza oriental, plaza occidental y conjunto de sepulturas, y puede tomar el día entero para recorrerlo, por lo que quedarse en Copán Ruinas sería una excelente idea para poder organizar una gira complementaria al Parque Arqueológico Río Amarillo, donde existen 53 estructuras, algunas de ellas sin finalizar por los mayas.     
Guatemala, hogar de secretos milenarios
Desde Copán se viajar por tierra hacia la Antigua Guatemala, hay autobuses que salen a las 2 de la tarde y están en Antigua a las 8 de la noche. Hay que tomarse un día para recorrer esta hermosa ciudad colonial por la mañana para luego continuar al día siguiente vía aérea hacia Flores que será desde donde se organizará la visita a Tikal, uno de los señoríos mayas más importantes, Yaxhá, la tercera ciudad maya de Guatemala, Uaxactún, complejo astronómico que brinda la oportunidad de interactuar con la comunidad maya que es la que guía el recorrido.    
Belice, un mundo de continuos descubrimientos
Dada la densa población maya que habitó las tierras del actual Belice desde hace más de dos milenios, se presume que en este país podría haber más de 900 sitios arqueológicos. 
Se puede seguir hasta ciudad Belice en aeroplano o vía terrestre que toma alrededor de cinco horas. Al llegar a Ciudad Belice vale cargar las baterías sumergiéndose en el cristalino azul del Caribe en Cayo Ambergris y San Pedro para disfrutar de la vida submarina, hacer algunas inmersiones en el Blue Hole.    
La ruta maya beliceña tiene como centro de operaciones San Ignacio la que está a dos horas en coche de ciudad de Belice. La visita a la cueva Actun Tunichil Muknal puede calificarse como experiencia intensamente increíble que bien merece la pena el esfuerzo físico, pues nos confronta con el valor religioso que el inframundo tenía para los antiguos mayas. 
Siempre tomando como punto de partida San Ignacio está el sitio de Cahal Pech, que está compuesto por 7 templos mayas y 34 estructuras. El otro sitio para visitar es Xunantunich, un conjunto que está compuesto por seis plazas que la rodean veinticinco templos y palacios, en el palacio conocido como El Castillo se dice que aparece una mujer vestido de negro que sube las escalinatas desapareciendo al llegar a los glifos.    
Para regresar a Europa desde Belice, se pueden barajar varias opciones vía Estados Unidos, retornar por Ferry a Honduras y volver vía Air Europa por San Pedro Sula, o un vuelo hacia Guatemala para tomar el vuelo de Air Europa, o Iberia.    
Recorrido por los patrimonios naturales y culturales de Panamá, Costa Rica y Nicaragua
Panamá, maravilla natural y de la ingeniería moderna Al llegar a Panamá, se debe visitar el Canal de Panamá, Panamá Vieja, fundada en 1519 y es el primer asentamiento europeo sobre las costas del Océano Pacífico, el Casco Antiguo donde fue trasladada ciudad Panamá en 1671.
Una de las grandes oportunidades que Panamá brinda es el avistamiento de las ballenas jorobadas que se puede hacer desde la Isla de Contadora a donde se llega vía aérea o en ferry regular y de ahí contratar una excursión para avistarlas. Otro escenario para avistar a las jorobadas, el tiburón ballena, las tortugas marinas y disfrutar un paraíso primigenio es la Isla Coiba, que es una de las reservas marinas más grandes del mundo. Aquí es recomendable tomar un vuelo desde ciudad Panamá hacia David y de ahí salir hacia Santa Catalina, desde donde podrá contratar una lancha rápida hacia Coiba.     
Costa Rica, belleza que deslumbra
Desde Panamá se puede llegar a Costa Rica vía aérea o en autobús hasta la ciudad de San José, que implica un viaje de 8 horas, o volver a ciudad Panamá y tomar un vuelo hacia San José.     
Desde San José se visita el volcán Poás, la ciudad de Cartago, la Basílica Nacional de Nuestra Señora de los Ángeles, patrona de Costa Rica, cuya fiesta se celebra el 2 de agosto. Vale la pena explorar el corazón verde de Costa Rica, Monteverde y su mundialmente famosa reserva, volar sobre las copas de los árboles en tirolesa, caminar sobre el bosque en los puentes colgantes y admirar la vida natural, degustar los deliciosos helados y quesos elaborados en Santa Elena.    
Continuar hacia La Fortuna y rendir tributo al magnifico volcán Arenal, donde habita el dios del fuego según la creencia de los antiguos habitantes de Costa Rica, disfrutar de sus aguas termales en Tabacón, visitar el Parque Nacional Arenal. 
Desde Fortuna se puede ir a Cañas sobre la carretera panamericana y abordar los buses intrarregionales hacia Nicaragua y bajar en Granada, una de las joyas coloniales de Centroamérica situada a orillas del Gran Lago de Nicaragua. Además de recorrer la ciudad y sus principales edificios se debe incluir un recorrido en bote por el archipiélago de Las Isletas, una caminata para ascender el volcán Mombacho y una excursión al Parque Nacional Volcán Masaya y ascender al cráter por carretera hasta el inmenso pozo de lava ardiente.    
Desde Nicaragua, puede tomar un vuelo hacia San José o Panamá para conectar con su vuelo de retorno a Europa.   
República Dominicana y Europa cada vez más cerca
De acuerdo con el Informe Estadístico sobre el Transporte Aéreo en República Dominicana 2017, Europa fue el segundo emisor de pasajeros con más de 2,7 millones de visitantes, siendo las líneas aéreas que más pax transportaron Thomsonfly del Reino Unido, Condor Flugdients de Alemania, Azur Air en Rusia. 
El mismo informe destaca el crecimiento que tiene la ruta Barcelona – Punta Cana que opera Iberia, así como la ruta Madrid – Santo Domingo que operan las líneas aéreas españolas Iberia y Air Europa, así como la de la ruta Paris – Punta Cana operador por Air France.     
República Dominicana, punto de encuentro de dos mundos
El aeropuerto internacional de Punta Cana recibe el 64% de pasajeros internacionales que llegan al país. Punta Cana cuenta con diversos complejos hoteleros que se ajustan a las exigencias y bolsillo de quienes visitan esta parte de Quisqueya, nombre taíno de la República Dominicana.     
En Punta Cana, además de relajarse y disfrutar del sol, vale la pena visitar la isla Saona, descubierta por Colón en su segundo viaje. En la isla, que es parte del Parque Nacional del Este, se puede hacer esnórquel para admirar los arrecifes coralinos y estrellas de mar, sentirse en el paraíso terrenal en sus playas delineadas por altivas palmeras, visitar el pueblo de pescadores de Mano Juan, el santuario de tortugas y la cueva de Cotubanamá.    
Visite la siempre hermosa ciudad de Santo Domingo, fundada en 1498 por Diego de Colón, hermano del gran Almirante. Santo Domingo, además de ser el primer asentamiento europeo en el continente americano, fue la primera sede de la corona española en el nuevo mundo.     
El Informe Estadístico sobre el Transporte Aéreo en República Dominicana 2017, señala también que el 98.2% de los viajes hacia Centroamérica son operados por COPA Airlines, quien opera cerca de cinco vuelos diarios desde Santo Domingo hacia Panamá, centro de distribución de pasajeros hacia Centroamérica. En fin, que existen conexiones y opciones de viaje desde las principales capitales europeas hacia República Dominicana, así como varias opciones de conexión hacia Centroamérica desde Santo Domingo.       
Cualquiera que sea su opción, tenga en mente que nunca habíamos estado tan conectados como ahora y es el tiempo de disfrutar del ilimitado abanico de ofertas que le esperan en   Centroamérica y República Dominicana.
Expreso. Redacción. A.F