GASTRONOMÍA
 
sábado 29|11|2014

Ollas ferroviarias, una tradición con más de cien años

Ollas_ferroviariasLas ollas ferroviarias son unos ‘artilugios’ compuestos por una carcasa exterior de metal, un puchero de porcelana o barro interior y carbón entre ambos para cocinar a fuego muy lento guisotes y estofados.

Esta manera de preparar cocidos, patatas con carne… surgió en torno a la línea ferroviaria de la Robla, que unía León con Bilbao, a finales del siglo XIX, cuando los trabajadores del tren idearon estas ollas para cocinar en el propio ferrocarril aprochando el carbón que se utilizaba en las máquinas.

En la actualidad esa línea ferroviaria de vía estrecha está cubierta por trenes de Renfe-Feve y atraviesa unas zonas de alto interés turístico de las provincias de León, Palencia, Cantabria, Burgos y Vizcaya.
Los ferroviarios colocaban las brasas del carbón en la carcasa de metal de la olla, e introducían el puchero donde iban añadiendo los ingredientes del guiso, frecuentemente, patatas con carne.
Estas ollas han llegado a nuestros días convertidas en artículos de gourmet. Abundan durante todo el año diferentes concursos de ollas ferroviarias a lo largo de toda Cantabria, y en muchos hogares se usan en reuniones familiares o de amigos para, además de hacer un buen guiso de alubias, garbanzos o patatas, pasar la mañana alrededor de este artilugio.
La olla ferroviaria es algo más que una manera de cocinar, es una excusa para pasar una jornada diferente y convocar una reunión, no solo para celebrar una comida, sino también para reunirse en torno a esta técnica de elaborar los guisos.
En la región existen múltiples artesanos que siguen elaborando estas ollas, y algunas de ellas son casi objetos de coleccionistas.
Las hay desde las más sencillas, casi caseras, a otraso con elementos de latón, en acero fundido, de acero inoxidable… En cualquier caso, posiblemente muy diferentes a las primitivas que se utilizaban en los trenes mineros de la línea de La Robla.
Aunque en toda Cantabria se ha extendido la utilización de estas ollas, la zona de Campoo sigue siendo donde más arraigadas están y donde más abundan los artesanos, y es que la línea de La Robla transitaba por estas tierras del sur de Cantabria.
Expreso. Redacción. T.R
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.
CAPTCHA de imagen