ESPAÑA
 
sábado 24|08|2019

La Palma refuerza su papel ecoturístico

La PalmaLa isla de La Palma ahonda en su estrategia y posicionamiento como destino que apuesta de forma decidida por el turismo sostenible.

En este sentido, a finales de junio tuvo lugar en el municipio palmero de Los Llanos de Aridane una conferencia internacional dedicada a la custodia del territorio y el ecoturismo en Reservas de la Biosfera y territorios insulares de la Macaronesia.
El objetivo de este encuentro ha sido avanzar en un enfoque común en esta materia para los archipiélagos de Madeira, Azores y Canarias, desarrollando iniciativas ecoturísticas para mejorar y potenciar el patrimonio natural y cultural en estos archipiélagos atlánticos con características orográficas, climáticas, naturales y patrimoniales muy similares. Un empuje liderado por la isla de La Palma y su catalogación como Reserva de la Biosfera.
La isla cuenta con esta figura desde 1983. Sin embargo, en esta fecha, la Unesco reconoció únicamente 511 hectáreas del municipio de San Andrés y Sauces. A pesar de tratarse de un escaso terreno, ubicado en la finca 'El Canal y Los Tiles', significaba la primera isla española en tener este reconocimiento internacional. 
Con el paso de los años, la superficie catalogada se fue ampliando hasta llegar a 2002, donde la isla en su totalidad fue declarada Reserva Mundial de la Biosfera.
El pasado mes de noviembre se conmemoró el 16º aniversario de su declaración integral por la Unesco y la isla recibió el Certificado de Destino de la Biosfera (Biosphere Certified Destination) en la categoría Destino de Oro (Golden Destination), por parte del Instituto de Turismo Responsable (ITR).
Con una superficie de apenas 708 kilómetros y una abrupta orografía, la isla de La Palma destaca por tener unas condiciones climáticas y paisajísticas únicas. Con una gran diversidad de ecosistemas, la isla es un auténtico paraíso para los amantes del senderismo. El 35% de su territorio cuenta con alguna figura de protección y la Red Insular de Senderos, que abarca casi 1.000 kilómetros de caminos esculpidos en un territorio con una gran riqueza en biodiversidad y endemismos, permite recorrerla a pie.
La naturaleza es, en este sentido, uno de los principales atributos de la isla. Dos de cada tres turistas que visitan La Palma lo hacen motivados por su paisaje y, uno de cada tres, específicamente para practicar turismo activo, actividades de recreo, deportivas o de aventura en contacto con la naturaleza.
En la actualidad, son más de 60 las empresas de turismo activo que están registradas en La Palma en el censo del Gobierno de Canarias, con una oferta que va desde itinerarios en bicicleta, parapente o piragüismo, hasta submarinismo, escalada, excursiones en barco, espeleología, o visitas guiadas a fincas o granjas, entre otras.
La inclusión de la totalidad de la Isla en la Reserva de la Biosfera permitió incorporar espacios de calidad ambiental indudable, como el Parque Nacional de La Caldera de Taburiente. No sólo eso, sino lo que es más importante. El extender los principios de sostenibilidad tanto a aquellas zonas urbanas o rurales que han soportado una mayor transformación como al medio marino, desarrollando todo un modelo de gestión que va en el ADN de la isla y de su proyección turística como destino.
Desarrollo socioeconómico local
Desde la Reserva de la Biosfera no sólo se ha trabajado en la vertiente medioambiental, sino también en la socioeconómica aplicando principios de sostenibilidad. De hecho, en la actualidad más de 100 empresas agroalimentarias y artesanales de la Isla están autorizadas a utilizar en sus productos la marca Reserva Mundial de la Biosfera La Palma.
A esta cifra hay que sumar las del sector turístico y las distinguidas como Empresas Amigas de la Reserva de la Biosfera.
En el desarrollo del Programa de Economías de Calidad de la Unesco, la Reserva Mundial de la Biosfera La Palma ha venido trabajando, desde 2003, para la puesta en valor de los productos, bienes y servicios del territorio insular, utilizando como herramienta principal una marca con la misma denominación que este reconocimiento internacional que ostenta la Isla: Reserva Mundial de la Biosfera La Palma.
A lo largo de estos años, se han articulado procedimientos, se han destinado recursos humanos y económicos y se ha contado con la participación de las empresas locales, logrando que esta marca ocupe un espacio en el mercado.
Custodia del territorio y ecoturismo
La Custodia del Territorio es un conjunto de estrategias e instrumentos que pretenden implicar a los propietarios y usuarios del territorio en la conservación y el buen uso de los valores y los recursos naturales, culturales y paisajísticos.
De otra parte, las Reservas de la Biosfera son zonas ecológicamente representativas o de valor único, en las cuales la integración de la población humana y sus actividades son esenciales. Hoy en día, ambos conceptos ya se han definido y aplicado en La Palma gracias a la Reserva de la Biosfera.
De esta forma, distintos ámbitos de actuación de la custodia del territorio son visibles, como el del paisaje, el forestal y el agrario, en los que se ha actuado fundamentalmente con la recuperación del cultivo del almendro; el de la biogeodiversidad; el del patrimonio; o el cultural.
Además, se desarrollan actuaciones de custodia marina, custodia de la educación para el desarrollo sostenible y ecoturismo. 
Expreso. Redacción. A.F
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.