ESPAÑA
 
sábado 20|04|2019

Abierta la campaña de turismo activo y deportes en Lleida

Lerida_PirineosLa temporada 2014 de turismo activo y deportes de aventura en la demarcación de Lleida ha dado comienzo con 223 empresas, distribuidas por el conjunto de las 13 comarcas leridanas, que ofrecen sus servicios en actividades de tierra, de aire y de agua.

Esta cifra supone un incremento de un 8% respecto a la oferta del inicio de la campaña del año pasado, cuando había 206 empresas, y de un 23% respecto a las de 2012, cuando había 171. Un año más la demarcación de Lleida mantiene el liderazgo en España en este ámbito y constituye un referente básico en las actividades de agua, de tierra y de aire.  
La campaña de los deportes de aventura coge prácticamente el relevo a la temporada de esquí, que ha finalizado en Semana Santa. La temporada 2014 ha comenzado con un total de 223 empresas distribuidas por las 13 comarcas leridanas que, en un contexto paisajístico singular, ofrecen una gran diversidad de propuestas de dificultad variable y pensadas para públicos de todo tipo y edad. 
El Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida, conjuntamente con la Asociación de Empresas de Deportes de Aventura del Pallars Sobirà, el Ayuntamiento de Llavorsí y el Consejo Comarcal del Pallars Sobirà, dio el pistoletazo de salida a la nueva temporada 2014 de deportes de aventura y turismo activo en las comarcas de Lleida en un acto de presentación que tuvo lugar el 9 de abril en Llavorsí, el Pallars Sobirà. 
Al acto asistieron el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Reñé; el presidente del Consejo Comarcal del Pallars Sobirà, Llàtzer Sibis; el presidente de la Asociación de Empresas de Deportes de Aventura del Pallars Sobirà, Florido Dolcet; el vicepresidente del Patronato de Turismo de la Diputación y alcalde de Rialp, Gerard Sabarich, y el director, Jordi Blanch.
También asistieron varios presidentes de los consejos comarcales de la demarcación de Lleida, alcaldes de la comarca del Pallars Sobirà y los responsables de las empresas que participaron en la muestra y la exhibición de actividades en esta presentación. 
El presidente de la Diputación de Lleida, Joan Reñé, destacó las buenas perspectivas de la nueva campaña de turismo activo y deportes de aventura de las comarcas leridanas. Uno de los factores que hacen prever una buena campaña es la gran reserva de agua, que garantizará la temporada para las actividades de río.
Reñé explicó que las fuertes nevadas del invierno ofrecen unas condiciones inmejorables para las actividades relacionadas con el agua, lo que garantiza prácticamente la campaña para las actividades de río y al mismo tiempo permitirá mayores cupos de agua y más largos, principalmente en las actividades reguladas en el río Noguera Pallaresa.
Este año se registra un 37% más de hectómetros cúbicos de agua en forma de nieve que el año pasado.  Además, los últimos datos de ocupación indican un cambio de tendencia, ya que en los últimos seis meses el número de visitantes y de pernoctaciones en el conjunto de la demarcación de Lleida han aumentado en su conjunto.
En concreto, desde el mes de septiembre hasta el mes de febrero se ha incrementado en un 4% el número de pernoctaciones y en un 5% la cifra de visitantes respecto a los mismos seis meses del año anterior. 
Actividades de turismo activo en las 13 comarcas
Las 223 empresas que inician la temporada este año 2014 suponen un crecimiento de un 8% respecto al número de empresas del año pasado, cuando había 206, y de un 23% respecto a las de 2012, cuando había 171.  Según el estudio que lleva a cabo el Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida, de las 223 empresas de turismo activo y deportes de aventura que hoy en día ofrecen sus servicios en el conjunto de la demarcación de Lleida, 174 pertenecen a la zona del Pirineo y Prepirineo y 49, al llano de Lleida.
En este último año se constata un crecimiento significativo de las empresas de la plana de Lleida al pasar de 37 a 49, lo que ha supuesto un 31% de incremento. 
En cuanto al balance de la temporada anterior, hay que destacar que las empresas ofrecieron unos 610.000 servicios de turismo activo, con un incremento notable de las actividades de tierra en detrimento de las de agua. Las empresas hicieron unos 300.000 servicios de actividades terrestres, 300.000 servicios de actividades de agua y unos 10.000 de aéreas. Hay que decir que la disminución de las actividades acuáticas fue un efecto de las inundaciones del verano del año pasado, pero se espera que esta temporada seguramente las actividades de agua repuntarán de nuevo. 
Rafting, el barranquismo, el hidrospeed y el kayak en las actividades de agua; los paseos a caballo, el senderismo y la BTT, en cuanto a las de tierra, y el parapente, en las propuestas de aire, siguen constituyendo la columna vertebral de la contratación de servicios de este sector, que sin embargo ofrece un amplio abanico con más de 50 actividades distintas. 
El impacto económico del sector asciende a 66,1 millones de euros El impacto económico de este sector es de 66,1 millones de euros (considerando los ingresos procedentes de la propia actividad, el alojamiento y la restauración). Si consideramos sólo los servicios ofrecidos por las empresas del sector, el volumen de negocio es de 24,8 millones de euros. Los deportes de aventura emplean a 1.700 personas, de las que unas 620 trabajan a tiempo completo, unas 380 a tiempo parcial y unas 700 son personal básicamente autónomo. 
El cliente de las empresas de turismo activo que visita la demarcación leridana sigue siendo mayoritariamente de Cataluña (75%), sobre todo de Barcelona y de su área metropolitana, seguido del procedente de Tarragona y Lleida.
Otro 15% se desplaza desde otras comunidades autónomas –básicamente de Madrid, el País Vasco y Valencia–, mientras que el 10% corresponde al mercado extranjero y es sobre todo de origen francés, holandés e inglés, sin olvidar el cliente japonés, norteamericano e israelí.
Expreso. Redacción. T.R