SABORES
 
lunes 25|09|2017

ENBIGA 2016 1ª fase: Chile, Región de Los Ríos o el placer de los sentidos

huilo
Huilo Huilo, confort real en la selva patagónica
Huilo Huilo es una Reserva Biológica que abarca 100.000 hectáreas de Bosque Húmedo Templado en el Noroeste de la Región de los Ríos. Con el objeto de conservarlo nació en 2004 la Fundación Huilo Huilo, abriendo un nuevo concepto de desarrollo sustentable apoyado en tres pilares: Uno, conservación a través de investigación, difusión y proyectos emblemáticos; dos, integración de las comunidades locales y tres, turismo sustentable. Estamos hablando de una Reserva Natural privada, que no se limita a proteger y reubicar el puma, el huemul, el sapito de Darwin o el guanaco, además de elaborar una Linea base y herbario de flora nativa, para mejorar la conservación del bosque; sino que centra la actividad en la formación e integración de las gentes de Neltume y Puerto Fuy, a través de un Proyecto de Escuela Artística y numerosos Talleres escolares, que abarcan repostería y chocolatería, tallado de madera, emprendimiento apícola, bordado...; incluyendo publicaciones y elaboración de cartografía. No es extraño, pues, que sea conocida como la ‘Reserva Biológica del Sur del Mundo’ y que haya sido declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2007.
Neltume
Pues bien, en ese marco extraordinario, bajo la mirada del volcán Mocho Choshuenco, está ubicado el complejo hotelero más acogedor e integrado en la naturaleza que se pueda imaginar. Un núcleo central de inspiración arbórea, Nothofagus, hotel & spa; un módulo que recuerda el mundo de las setas, Reino Fungi, lodge, y el más camuflado y también fotografíado: La Montaña mágica, lodge. Todos están construidos integramente con madera y conectados entre sí. Pero lo verdaderamente exclusivo de este hotel está en Nawelpi lodge, doce habitaciones distribuidas en seis módulos independientes, en la ribera del torrentoso río Fuy, que ruge desde el Salto de la Leona, entre lengas, tepas y colihues...
lodge
El recibimiento, con un gran fuego en la chimenea del vestíbulo, ya te da sensación de gran confort; el alojamiento te incrusta en la naturaleza, por los materiales y por el panorama, que te hace sentir en la copa de un árbol; la mesa, repleta de productos autóctonos: quinoa, papas, truchas ahumadas, caza, chancho, setas...; todo tratado con mimo mapuche por el legado del chef Miguel Catricheo, que hasta hace pocas fechas dirigía aquí los fogones y que nos encontraremos en las siguientes jornadas. Queremos mencionar aquí a su jovencísimo discípulo Aaron Mardones (sin duda futuro chef a tener en cuenta), quien nos aseguró que ‘Catricheo marcó un territorio dentro de la gastronomía Mapuche’. En nuestras notas prrevias ya figuraba su nombre, por eso días más tarde fue objetivo de una de las entrevistas que publicaremos ligadas a ENBIGA 2016.
Sólo nos quedaban unas horas para disfrutar de tanta magia. Entrábamos en la segunda jornada y nos esperaba la ‘tierra de pumas’.
huilo2 
      

Excelente tarea Señor

Excelente tarea Señor

Gracias, amigo, por leer

Gracias, amigo, por leer Expreso.
Por nuestra parte sólo pretendemos hacer justicia al entusiasmo de tan excelentes manjares, maravillosos paisajes y buenísima gente.
Pronto publicaremos la segunda parte.

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.