SABORES
 
sábado 24|08|2019

Descubre la medina de Tánger con los cinco sentidos

gato
Siente el tacto de las paredes encaladas, a veces rugosas, unas teñidas de azul, muchas blancas, que conforman el exterior sencillo de las viviendas tangerinas. Dentro, ocultas a los ojos del viajero, patios frescos donde la vida bulle imparable.
Toca con respeto la aldaba de alguna de estas puertas inmensas, la hospitalidad marroquí es mítica y quizá te inviten a compartir momentos inolvidables.
Gatos, gatos, gatos. La medina está repleta de ellos. Todos callejeros y con ganas de que los acaricies. Seguramente el tacto más suave que puedes encontrar en tu callejear por Tánger. Y es gratis.
Reserva un rato en cualquiera de las pequeñas barberías de la medina, que son muchas. Experimenta el deslizar experto de la hoja de metal por tu piel, aquí los buenos afeitados se hacen todavía con navaja.
tocar 
PARA SABOREAR
No hay sabor más característico en Tánger, en todo Marruecos, que el del té a la menta. Lo encontrarás en cualquier café de la medina, y te lo ofrecerán a menudo en bazares y casas, porque se trata de una bebida hospitalaria. Muy dulce y buenísimo.
Si vas a comprarlo, que no te den producto chino, pide té de Larache, el mejor. Dos marcas interesantes: Sultán y Caravana.
saborear
No olvides unos ramitos de hierbabuena, los verás en muchos puestos del zoco. Para conservarla fresca, métela en el frigorífico envuelta en un paño de cocina y no la laves hasta que vayas a utilizarla.
Siéntate a merendar un té con melaoui o dulces de miel en alguno de los cafés del Petit Zoco, una plaza vivaracha que te sorprenderá porque conserva muchos carteles en español.
Los hornos de leña de la medina no solo cuecen pan, también preparan a fuego lento los tajines, plato tradicional de Marruecos, que en Tánger, ciudad costera, cuenta con una versión de pescado llamada tagra.
Un buen lugar para probar comida típica es el restaurante marroquí de El Minzah. No te pierdas la pastilla, un plato de finísima pasta hojaldrada relleno de carne de pichón, y aderezado con canela y azúcar.
saborear
      

El norte de Marruecos es un

El norte de Marruecos es un mundo no por cercano conocido en profundidad que guarda rincones y secretos solo hay que saber mirar. La internacional Tánger decadente y moderna, mundana y clásica...difícil no caer en la tentación

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.