SABORES
 
miércoles 21|08|2019

Primavera en Asturias, por los caminos de la sidra y otros vinos

Nava, museo de la sidra
Seguimos en la Comarca de la Sidra y la parada en Nava es indispensable. Nava nos espera con su Museo y aquí se celebra el Festival de la Sidra más importante de Asturias.
nava
El museo está concebido como un espacio interactivo, de tal modo que su reto es la participación del visitante. El tema central, claro, es la producción, consumo e historia de la sidra. El ciclo abarca de primavera a primavera. Se inicia con la polinización de las flores en la pumarada, con gran actividad de las abejas, por lo que no es extraño que se nos muestre el taller del apicultor. Inexcusable el conocimiento de las variedades de manzana admitidas. Y exposición de las máquinas y artilugios empleados durante los siglos XIX y XX en todo el proceso.
El recorrido, después de acceder al recinto principal a través de una tradicional cuba de madera convertida en pasillo, se inicia con una manzana en la mano, que proporcionan a la entrada, a modo de ticket. Con ella, en una cadena de fabricación en miniatura, que vamos manejando con varias palancas, recrearemos toda la evolución como si se tratase de varias toneladas de fruto, con su mayado, prensado, fermentación, trasiego y embotellado. Y mención aparte merece la reproducción de un popular chigre o sidrería, lugar de consumo por excelencia.
En el museo está muy presente el aspecto social de la sidra, siempre unida a la vida familiar y a los acontecimientos festivos, a los juegos populares y al folclore. Así, nos encontramos con una bolera virtual, donde se puede experimentar las mismas sensaciones de una típica bolera asturiana, o con una gaita electrónica, de la que los habilidosos o expertos pueden arrancar las mismas notas que en una auténtica.
Cuenta además con una colección de botellas de sidra de todo el mundo y otra con todos los carteles del Festival de la Sidra. El recorrido termina con el escanciado de una botella de sidra a manos de los expertos empleados, que nos deleitan con una grata exhibición y degustación.
museo
El Museo de la Sidra sólo cierra los lunes. Es accesible incluso para discapacitados por tener sus itinerarios adaptados. Se puede hacer visitas guiadas previo concierto y las fotos se permiten sin flash ni trípode. Para contactos: tfno. 985 717422 y www.museodelasidra.com.
Sobre el Festival de la Sidra, que se celebra en el mes de julio desde 1969, hay que decir que es el festival más importante de Asturias y por eso se le declaró de Interés Turístico Nacional en 1989. En un principio se celebraba cada dos años, pero desde 1988 es anual. En su transcurso se organiza una cata para determinar la mejor sidra de Asturias del año y un concurso de escanciadores.
Ni que decir tiene que el afrutado néctar corre a raudales, con el consumo de unos 5.000 litros. El espichado de los toneles, uno de los actos más esperados, se realiza directamente ante el público.
Nava está a 30 kilómetros al oriente de Oviedo y se llega por la N-634, aunque gran parte del trayecto se puede hacer también por autovía.
Villaviciosa, capital de la Comarca y tierra de ‘El Gaitero’
Villaviciosa es la capital natural de la comarca y cabeza de Partido Judicial. Es una villa señorial y hermosa, situada al fondo de su ría, en medio de un valle amplio y fértil. Un acontecimiento histórico la marcó para siempre: aquí desembarcó, y pisó por primera vez tierra española, el emperador Carlos V en el año 1517. Permaneció cuatro días y siguió viaje hacia Madrid sin pasar por Oviedo, que a la sazón estaba asediada por la peste.
muelle
      

Que no sea dulce tiene que

Que no sea dulce tiene que ver con la elaboración. Si cortas la fermentación antes o bien usas el método de keeving frances te va a quedar dulce.
Si dejas hacer la fermentación alcohólica ya sea en asturias o en pernanbuco se comerá todo el azúcar de la misma.
La manzana influye en el nivel de acidez o amargor...el azúcar influye en el nivel de alcóhol.
La diferencia principal con otras sidras acidas es el nivel de volàtil.
Respecto a los vasos toda la razón, a día de hoy en casi todas partes hay un vaso por cabeza

Gracias por leer EXPRESO y

Gracias por leer EXPRESO y por sus matizaciones sobre la elaboración de la sidra.

Este reportaje tiene dos

Este reportaje tiene dos incorrecciones de importancia:

1) Al contrario de lo que se afirma al principio del texto, el motivo por el que la Sidra Natural de Asturias no es dulce(en realidad tiene un sabor que es en una pequeña parte dulce y en mucho mayor parte ácido y amargo) no es por nada relacionado con la forma de elaborarla, sino por las características de las diferentes variedades de manzanas mayoritariamente asturianas(en el caso de las que tienen D.O.P son 100% asturianas), las cuales tienen originalmente muy bajo contenido de azucar y sabores amargos y ácidos.

2) Refiriéndose al hehco de compartir el vaso, se observa en el artículo: "..Cada vez más, este hábito está desapareciendo y cada bebedor tiene su vaso". No es cierto. En todas las sidrerías o restaurantes en Asturias en los que la sidra es escanciada se suele compartir el mismo vaso si el grupo es de hasta 3 personas. Si el grupo es de 4 personas o mas, el camarero utilizará 2 o hasta 3 vasos, pero esto es por ahorrar tiempo(del camarero y de los comensales que esperan su turno).

Por lo demás, el reportaje es muy completo y el recorrido ha sido muy interesante y variado. Gracias :-)

Ante todo queremos darle las

Ante todo queremos darle las gracias por leer EXPRESO, por compartir el amor a la sidra asturiana, que nosotros hemos desarrollado a medida que nos introducíamos en su mundo, y por aportar opiniones que contribuyan a clarificar los conceptos.
 
En cuanto al origen del sabor y contenido (o no) de azúcares de la sidra, podemos asegurarle que si hacemos una afirmación tan rotunda es porque la hemos recogido de auténticos eruditos en el tema. Próximamente se publicarán en nuestra sección 'de cerca' varias entrevistas que hemos realizado durante la preparación de este reportaje, alguna de las cuales puede aportar también luz sobre ello.
 
Nuestra intención no es polemizar, sino exponer lo que hemos percibido directamente, y podemos asegurarle que en las tres ocasiones en que hemos tomado una botella de sidra (dos en chigres de la calle Gascona, en Oviedo, y otra en el casco histórico de Gijón), los dos reporteros que componíamos el equipo de EXPRESO, nos pusieron dos vasos, sin pedirlo. Precisamente, al indagar sobre el asunto, obtuvimos la respuesta que hemos transmitido con nuestro comentario.
 
 

Quería aclarar que lo de

Quería aclarar que lo de utilizar 3 vasos sería para el caso de un grupo numeroso, como por ejemplo 9-12 personas. Esto por supuesto que no es exacto, pero la costumbre de compartir el vaso sigue estando generalizada.

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.