SABORES
 
miércoles 21|08|2019

Sabores de Lima: mucho más que cebiches en la gastronomía peruana

postres
Los más valientes y con el estómago a prueba de bombas deben atreverse con unos  Rocotos rellenos; el rocoto parece un pimiento, pero en realidad es un ají picante de forma redondeada y de colores variados que se rellena de carne picada aderezada y especiada, cebolla y queso. De entre la amplísima variedad de pescado lo más original es pedir paiche, una especie amazónica de enorme tamaño y peso, a pesar de ser un pez de agua dulce su sabor es intenso y su carne es blanca y suave.
No se termina una buena comida sin un buen postre, si en la carta encuentras la palabra Lúcuma, pide el postre que lo lleve. Es una fruta originaria de la zona andina del país, dulce y amarilla, es raro comerla sola, se tritura para formar una harina que se utiliza para hacer mouse, flanes, natillas, helados…
Otra delicia es la Mazamorra morada una especie de sopa espesa de maíz morado. Y no te vayas sin probar el Suspiro a la limeña un postre muy dulce con leche condensada, huevos, merengue, oporto y canela, ideal para los muy golosos.
 
Lima, de las carretillas a los templos gastronómicos
Hasta hace unos años, no muchos, Lima era solo una ciudad de paso, de paso obligado por la llegada aquí de los vuelos internacionales y de paseo rápido por el centro de la ciudad. Los conflictos internos y el atractivo de otras zonas del país hacían que Lima no fuera más que una puerta de entrada y salida.
municipalidad
Alejados los peligros y el buen sentido de la Municipalidad en poner bonita la ciudad aumentaron o por lo menos incrementaron el tiempo de estancia de los turistas. Pero si Lima es hoy conocida y recordada por los viajeros es sin duda por el buen sabor de boca que nos dejan sus platos. Y es que en Lima se concentra la mayor oferta de restauración del país, es la muestra de toda la gastronomía autóctona del Perú y de todas las culturas que han convivido a lo largo de la historia.
A los peruanos les gusta comer. En la calle hay multitud de puestos esquineros llamados carretillas, aquí encontrarás los auténticos anticuchos, tamales, yuquitas fritas y chicharrones. Las cebicherías son los mejores lugares para comer marisco. O si lo prefieres Lima cuenta con los más selectos restaurantes con reconocidos y premiados chefs, siempre innovadores y buscando la experimentación de sus guisos como ya lo hicieran sus antepasados Incas.
El turismo cultural y gastronómico no está reñido en Lima, son complementarios y los dos casan a la perfección. Sin duda la mayor concentración de bares, clubs y restaurantes está en el barrio de Miraflores, pegado a él se encuentra San Isidro, el distrito financiero.
Sería imperdonable marcharse de Lima sin haber disfrutado aunque solo sea de un paseíto vespertino por la zona de Barranco, el barrio bohemio por excelencia, acercarse al Puente de los Suspiros y escuchar ‘La flor de la canela’ que todos los músicos callejeros entonan acompañados de guitarra y cajón peruano.
Lo más probable es que pases mucho de tu tiempo en el barrio de Miraflores y aquí dentro de la amplísima variedad de locales no debes perderte Huaca Pucllana, un restaurante en pleno corazón del templo del mismo nombre, un lugar de culto, de ritos, ceremonias religiosas y de enterramientos.
apatadito
El restaurante ofrece magníficas vistas a los restos arqueológicos en una bonita terraza sobre todo por la noche para verlo iluminado. Su carta es variada sobre todo de productos de mar, pero aquí hay que pedir el Ají de gallina, dicho por los propios peruanos es buenísimo.
En el mismo barrio y construido sobre un muelle en las aguas del Pacífico está La Rosa Naútica. No creo que ningún turista se haya marchado sin acercarse a verlo. Disfruta de unpaseo por sus pasarelas de madera, su diseño marinero en blanco, el sonido del mar, las coloridas tiendecitas de productos peruanos que se alinean por el paseo hasta el restaurante… Sus platos son muy marineros lubina y atún fresco los platos estrella.
No salimos aún de Miraflores y nos encontramos con el restaurante Caplina, su dueña Silvia Fernández,  nos cuenta con nostalgia el porqué de su nombre: cuando era pequeña paseaba con sus padres por el distrito de Chorrillos para ver un gran barco encallado en el muelle, este barco era el Caplina y recordando su niñez le puso este nombre al restaurante.
Preparan un cebiche magnífico y su plato bandera es el Lomo Huancaíno con fetuchini, pero no te pierdas los tesoros del capitán como El enrollado pirata. Me encuentro con la grata sorpresa de ver en sus mesas un vino tinto Ribera de Duero de mi tierra y me hace especial ilusión.
Si quieres probar la auténtica gastronomía norteña debes ir al restaurante Fiesta, también en Miraflores. Los descendientes de un empresario chiclayano adelantado a su época abrieron en 1996 este restaurante para conquistar a los paladares limeños con la auténtica cocina chiclayana. Sus productos vienen cada día frescos desde la ciudad norteña de Chiclayo. Los piqueos se convierten en abrebocas.
cafe
      

¡Que condimentos! ¡Que

¡Que condimentos! ¡Que pescados! ¡¡Julia!! ¡Que estilo con el cuchillo...!
Y ese arroz...¡Ummmmmhhhh...! Me llega el aroma.
La gastronomía peruana está de moda. Parece ser que se lo merece. ¡Enhorabuena! (Julia y Perú)

Es fantástico que Perú, por

Es fantástico que Perú, por fin, se esté proyectando a nivel internacional como merece y que, además, esté aprovechando la oportunidad para conquistar al mundo a través del estómago. Su gastronomía mestiza siempre ha estado ahí y es hija de la riqueza natural del antiguo Virreinato pero también de la mezcla de influencias que el país ha ido recibiendo: España, América, Asia... Aunque le sucede un poco como a la japonesa: fuera de sus fronteras no sabe igual y su precio se multiplica. De postre a los platos que propones, ¡un buen suspiro limeño! ;)

Qué interesante Julia! y doy

Qué interesante Julia! y doy fe de que todo eso que describes está muy bueno!

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.