EDICIÓN LIMITADA
 
lunes 26|08|2019

500 años después, celebra en Andalucía la Primera Vuelta al Mundo

 
sevilla_esfera_0 
Sevilla, principio y final de la mayor aventura
 
Corazón de Andalucía y una de las ciudades con mayor embrujo de España, Sevilla es un lugar imprescindible en este viaje. Punto de partida el 10 de agosto de 1519 y de llegada tres años después de esta gran expedición, aquí se guardan aún las claves de la Primera Vuelta al Mundo.
‘Tras una descarga de artillería, parten cinco naves de Sevilla con 239 marineros, capitaneados por Fernando de Magallanes, con la intención de iniciar una expedición que se preveía que duraría dos años…’
Este año 2019 comenzó con la réplica de la Nao Victoria atracada en Sevilla, desde aquí ha partido para la gran gira internacional conmemorativa del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo por puertos de España, el Mediterráneo y norte de Europa, difundiendo el evento y el protagonismo de la ciudad de Sevilla en la mayor hazaña marítima de la historia.
Y volverá. Previsiblemente en agosto, coincidiendo con los cinco siglos de la partida, se inaugurará una réplica permanente de la Nao Victoria.
frente a un Centro de Interpretación nada menos que en la emblemática Torre del Oro, perteneciente a la Fundación Museo Naval, además de otras grandes celebraciones previsiblemente.
Pero vamos con esta ruta urbana para revivir la Primera Vuelta al Mundo en Sevilla:
sevilla_virgen_victoria
Precisamente el nombre de la Nao Victoria proviene de la Virgen de la Victoria, imagen titular por aquel entonces en el convento de los frailes Mínimos del barrio de Triana. Hoy se puede visitar esa imagen original en una capilla lateral de la iglesia de Santa Ana de este emblemático barrio sevillano, hoy colorida expresión del arte gótico mudéjar, ver los azulejos  conmemorativos y orar ante ella como hicieron Magallanes antes de partir y Elcano y sus diecisiete compañeros al regresar a Sevilla.
La visita apetece más si se acompaña de una pausa tranquila en la plazuela de Santa Ana, justo frente a la entrada, para tomar algo en una más que agradable terraza, a la sombra de naranjos y un inmenso laurel indio.
De vuelta hacia el río Guadalquivir, justo en la esquina de la plaza de Cuba con el puente de San Telmo, una esfera de metal conmemora desde hace años la Milla 0 de la Primera Vuelta al Mundo, a pocos metros del muelle original de donde partieron las cinco naves: Trinidad, la nao capitana con Magallanes al mando, Concepción, San Antonio, Victoria y la más ligera carabela Santiago.
Al otro lado de la plaza, en una esquina de la calle Génova, la confitería Rufino resulta buen complemento para probar sus increíbles yemas caramelizadas y otros dulces originarios de Aracena, ya que esta es una sucursal de la centenaria confitería de la serranía de Huelva.
En la orilla opuesta, casi enfrente, la Torre del Oro, es ya hoy una visita obligada para ver el coqueto Museo Naval de la Armada Española y asomarse a su terraza de 360º sobre la preciosa ciudad de Sevilla. De aquí mismo parten también cruceros turísticos que muestran al viajero los puntos emblemáticos de la ciudad, desde el río, incluyendo los puntos donde estaban los muelles antiguos de la capital andaluza.
sevilla_alcazares
Muy cerca, junto a la catedral, dos edificios emblemáticos que están relacionados con esta Primera Vuelta al Mundo. El Archivo de Indias, donde se guardan desde el siglo XVIII los documentos relativos a la carrera de Indias, conserva aún hoy documentos tan importantes como la relación de la gente que llevó al descubrimiento de la Especiería, incluyendo la relación de expedicionarios, su cargo y sueldo o, por ejemplo, las declaraciones que dieron en Valladolid Gonzalo Gómez de Espinosa, Ginés de Mafra y León Pancaldo sobre los acontecimientos de la nao Trinidad en las Molucas.
Otro lugar imprescindible en esta ruta sevillana de la Primera Vuelta al Mundo son los Reales Alcázares. Aquí se alojó Magallanes antes de partir y fue durante un tiempo sede de la Casa de Contratación, el órgano que ordenaba y controlaba los negocios trasatlánticos. Hoy un monumento muy visitado, conviene reservar entrada con antelación a través de su web.
También en pleno centro, hay que pasarse por las Atarazanas de Sevilla, donde se guareció la nao Victoria a su llegada de tan inmenso viaje. Este imponente edificio se encuentra actualmente cerrado al público, en proceso de rehabilitación probablemente hasta 2022, pero los arcos originales se vislumbran desde el interior del anexo Hospital de la Caridad, que se puede visitar.
La noticia de la llegada de la nao Victoria al puerto de Sevilla el 8 de septiembre de 1522 –precisamente el día de la Virgen de la Victoria- tras haber completado la primera vuelta ‘a toda la redondez del mundo’ –así lo escribió Elcano a Carlos I- corrió como la pólvora toda España y toda Europa. Hoy se homenajea su figura con una estatua en la Glorieta de los Marineros, frente a la entrada al parque de María Luisa, pulmón verde cuajado de edificios coquetos como el Costurero de la Reina, junto a la misma glorieta.
sevilla_glorieta_maineros 
UNA NOTA PRÁCTICA:
Para disfrutar mejor esta ruta conviene reservar un hotel céntrico, que permitirá todas las visitas a pocos minutos caminando.
Pero no es ningún problema porque Sevilla, capital de Andalucía, es una ciudad muy turística que cuenta con numerosos alojamientos para todos los bolsillos, así como miles de bares y restaurantes y una perfecta red de comunicaciones con el resto de España y del Mundo.
En las webs de Andalucía Turismo y de Turismo de Sevilla puede encontrarse toda la información necesaria para el viaje.
 
Más información en la web del Ayuntamiento de Sevilla dedicada a la Primera Vuelta al Mundowww.sevilla.org/ciudad/vuelta-al-mundo.
sevilla_archivo_indias
 
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.