EDICIÓN LIMITADA
 
domingo 25|08|2019

Feria de Málaga, la semana más divertida del verano en la Costa del Sol

24 HORAS EN LA FERIA DE MÁLAGA
Seguir el ritmo de la Feria es lo más fácil del mundo. Basta con dejarse llevar por la música y la marea humana que inunda estos días la capital de la Costa del Sol. Pero para que no pierdas detalle, aquí va una guía para disfrutar la Feria de Málaga en 24 horas:
10.00 h Mañana refrescante
Después del primer café en el Central, en la plaza de la Constitución, aprovecha para caminar por el nuevo paseo del Puerto, o acércate a cualquiera de las playas urbanas de Málaga, a esas horas están perfectas. 
Si te gusta el arte no te pierdas el nuevo Museo Carmen Thyssen, el Museo Picasso y la Casa Natal del pintor, o el recién inaugurado Museo del Automóvil, en el antiguo edificio de Tabacalera.
Te sorprenderán sus vehículos históricos y su colección de sombreros y motores pintados a mano.
O escápate un rato del bullicio de Málaga para conocer otros rincones cercanos de la costa malagueña, como Mijas, Benalmádena o Torremolinos. En la web de la Costa del Sol encontrarás toda la información para planificar tu escapada.
12.00 h Primera caña en el centro
Comienza la Feria del Centro. Tómate la primera caña o un rebujito (fino con Sprite) en los bares del casco histórico. Mejor acompañado de jamón ibérico y una porra antequerana.
Es un buen momento para ir a los clásicos, luego estarán a rebosar: El Pimpi, en la calle Granada; o la Casa del Guardia, en la Alameda.
Si vas con niños, haz una parada en la Feria Mágica, en el Paseo del Parque. Compra una flor de vistosa en alguno de los puestos que verás por la calle.
13.00 h Comienza la música
A esta hora suenan ya los verdiales por las calles del centro. Date un paseo por Larios, por la plaza del Obispo. Bares y restaurantes sacan barras y altavoces para animar el ambiente. Sigue con el tapeo en La Rebaná, en la calle Molina Lario. Baila, canta y ten cuidado con el Cartojal, se sube sin querer a la cabeza.
De camino a la plaza de la Marina, donde comienza el Festival de Folclore, haz una parada en La Moraga de Dani García, en la calle Fresca, y pide una mini hamburguesa de toro. Si tienes antojo de mar y pescaíto del bueno, escápate al Maricuchi, en la playa de Pedregalejo.
17.00 h La hora de la siesta
Después de tanto baile y tanto tapeo, nada mejor que una siesta en el hotel para contrarrestar el calor y reponer fuerzas, que la noche es muy larga.
Aprovecha para cambiarte y ponerte guapo.
18.00 h Tarde de toros
Sal caminando por la Alameda y el Paseo del Parque hasta la plaza de La Malagueta.
A las siete, cuando termina la Feria del Centro, comienza cada tarde una corrida donde participan las figuras de más renombre.
Si no te gusta el espectáculo, cámbialo por una visita a la Catedral, te encantará el fresquito que hace dentro. O sube a conocer la Alcazaba, el Teatro Romano y el Castillo de Gibralfaro, con las mejores vistas de la ciudad.
21.00 h Rumbo al Real
Arréglate para la noche y coge un autobús o un taxi hacia el Real de la Feria.
Si llegas antes de las diez te será más fácil encontrar mesa en alguna de las mejores casetas. Prueba en La Jarana, La Rotativa, El Péndulo… 
24.00 h Hasta que el cuerpo aguante
Después de una cena con fiesta flamenca en las casetas de calles ‘familiares’, ve hacia la zona de ‘carricoches’, donde encontrarás la noria y la montaña rusa.
Termina en las casetas de ‘la juventud’, donde la fiesta continúa hasta el amanecer, o hasta que el cuerpo aguante.
Cuando ya no puedas más, recuerda que hay un excelente servicio de autobuses y taxis que unen el Real con las distintas zonas de Málaga durante toda la noche.
Si es muy tarde, tómate un chocolate con churros antes de volver al hotel. Dormirás como un niño hasta que empiece de nuevo la fiesta.
 
 
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.