EDICIÓN LIMITADA
 
miércoles 21|08|2019

Melilla, 100 años de Regulares

Al hombre que tiene a su lado, en cambio, le llama ‘mi coronel’. Es Luis Segura Quesada, que estuvo mandando un Tabor –equivalente en Regulares al Batallón de otras unidades militares- e incluso de forma accidental un Grupo –equivalente a Regimiento-. Hoy es el presidente de la Hermandad, que se reúne cada jueves por la tarde en el Casino Militar.
Con casi doscientos miembros repartidos por el mundo, la Hermandad de Veteranos de los Grupos de Regulares de Melilla lleva siete años con su labor social.
‘En Melilla hay alrededor de 35-40 miembros, pero la asociación está presente en todo el mundo. Estados unidos, España, Francia, todas las provincias… el webmaster está en León, tenemos una delegación en Barcelona, estamos en trámites para abrir una en Madrid’, nos explica su secretario.
‘Todos recuerdan Melilla con muchísimo cariño. Incluso gente que, sin haber hecho el servicio militar aquí, nos escribe porque quiere ser socio simpatizante. Tenemos una labor social de ayuda, compañía de nuestros veteranos mayores, colaboramos con las fiestas musulmanas… Incluso tenemos becados, a pesar de que contamos con pocos recursos, una cuota anual de 25 euros y pequeñas ayudas de la Ciudad Autónoma y del Ministerio de Defensa que se nos van en teléfono y gastos de mantenimiento. Nos apoyamos en el Grupo de los Regulares en activo, que nos consideran ‘su Hermandad’.
Melilla es una plaza tradicionalmente militar. Los avatares de la historia la han conformado así. En los últimos años, su fisonomía está cambiando. A medida que se van reduciendo unidades, los ejércitos se renuevan y disminuyen, la ciudad se va adaptando, como su gente.
‘Claro que da pena ver cómo se cierran cuarteles, pero los que hemos pasado por distintas épocas hemos vivido muchos cambios ya y el Ejército siempre resurge como el Ave Fénix, se renueva, pero el espíritu de servicio se sigue manteniendo, porque el pilar fundamental del Ejército es la disciplina. Y como diría Calderón Aquí la más principal hazaña es obedecer, y el modo cómo ha de ser es ni pedir ni rehusar', explica Pedro.
O porque estos hombres y mujeres que desempeñan un trabajo en la sombra y tantas veces mal pagado comparten una cualidad que no está de moda, el amor a su país, la lealtad. Lo decían también los mismos versos de Calderón de la Barca: Aquí, en fin, la cortesía, el buen trato, la verdad, la fineza, la lealtad, el honor, la bizarría; el crédito, la opinión, la constancia, la paciencia, la humildad y la obediencia, fama, honor y vida son, caudal de pobres soldados; que en buena o mala fortuna, la milicia no es más que una religión de hombres honrados.
Lo demuestran este sábado, 26 de marzo, en una jura de bandera multitudinaria que ofrecen a la población civil para celebrar su Centenario, y a la que acuden cientos de antiguos regulares, pero también mujeres, hijos, padres, civiles melillenses y llegados de otras ciudades españolas, a los que les une la añoranza de una tierra que deja huella.
Este año 2011, Melilla celebra el primer centenario de la creación de las Fuezas Regulares Indígenas que nacieron aquí por una Real Orden de 1911 firmada por Alfonso XIII. ‘Fue en Sidi Guariach, aunque nosotros le llamamos cariñosamente Fuerte Purísima’.
En Melilla había varios grupos de Regulares, con varios Tabores. Ahora sólo queda un Grupo, el 52, bajo el mando de su Coronel Jefe, Fernando González, que se despide ya de Melilla para dejar el puesto a Juan José Martín. Los Regulares, como el resto de unidades de Melilla, están bajo el mando del Comandante General, César Muro Benayas.
Esta fuerza única nació como respuesta a una situación difícil. Tras la pérdida de Cuba y Filipinas en 1898, España se encontraba  con la complicada tarea de iniciar la industrialización y modernización del país. Las protestas de la población contra la participación de tropas españolas en la zona del Protectorado obligaron a reclutar personal indígena de los territorios del Rif.  
      

Hola Pedro, soy Goñi ¿te

Hola Pedro, soy Goñi ¿te acuerdas? Me he metido en esta pagina y he visto que aun sigues en Melilla. ¿Qué tal estáis Mª Carmen tu y tus hijos, seguro que ya eres abuelo. Yo aun no, pero espero serlo algún día.
Yo aunque no soy de Melilla, pero desde que la conocí dejó en mi una huella, siempre cuando hablo de ella lo hago con cierto cariño.
Deseo que os encontréis bien.
Un saludo afectuoso.
Goñi

¡Hola a quien lo lea! Tengo

¡Hola a quien lo lea!

Tengo ilusión por visitar Mellila porque mi abuelo estuvo allí destinado y no la conozco.

Me gustaría recibir consejo sobre alojamiento: Tengo dudas entre el Parador y el Hotel Tryp Mellia Puerto y me gustaría saber cual es la mejor opción.

Ruego orientaión. GRACIAS

Buenos días, Jaime, Nosotros

Buenos días, Jaime,

Nosotros te recomendamos el Parador, tiene una situación excepcional, con las mejores vistas de Melilla, y es el mejor hotel de la ciudad por la calidad de su servicio. 

Expreso

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.