DESCUBRE
 
miércoles 18|09|2019

Hablando de Chiapas... 'Sembrando vida' en Vallescondido

vallescondido_prota

A una hora de Palenque, concretamente en el kilómetro 61 de la carretera fronteriza del Sur, se encuentra la Finca Vallescondido. Guillermo Fonseca Padilla, que venía del Norte, la encontró una tarde de septiembre de hace muchos años. Se enamoró de aquella selva cortada por la carretera y desde el primer día supo que su casa estaría entre aquellos árboles. Es un hombre afable, hablador, simpático y quiere que le llamen Willy Fonseca, "como todo el mundo". Nos recibe con 'agua de matali' bien fresca, que es un aperitivo sabroso y "cura el mal de orín y el dolor de estómago". Bromeando, dice que también tiene 'cóctel de Monterrey', para aclarar luego que se trata de un vaso de agua, "es que los de Monterrey tienen fama de agarrados". Y, ya en serio, asegura que lo mejor para la sed es 'agua de limón con carbonato y sal'.

vallescondido_plato

Willy es propietario de un rancho activo, de 200 hectáreas, prácticamente autosostenible, en el que ha ido construyendo cabañas con piedra y madera, para alojar a los viajeros que frecuentan esta ruta raiana en busca de raíces mayas y árboles asesinos (el 'matapalo' es una especiefrecuente en la zona). Una de las peculiaridades de sus construcciones es que son todas distintas, como surgiendo en torno a una roca, un manantial..., combinando la rusticidad de los materiales con un acabado meticuloso. Todo nace de la imaginación de Willy, aunque cada vez más el trabajo recae sobre su hijo, César Fonseca Hernández, que también es un guía estupendo para mostrar las nuevas cabañas en construcción, los frutales, el huerto y el antiguo temascal, recuperado y en uso, al otro lado del arroyo.

vallescondido_caballo

Un verdadero paraíso con un potencial enorme, del que, sin embargo, los nativos emigran sin cesar, siguiendo la ruta inversa a la que hizo Willy, quien, a propósito de esto (aunque un tanto escéptico), nos habla del esperanzador plan "Sembrando vida", puesto en marcha recientemente por el presidente AMLO para frenar el flujo migratorio. Se trata, a la vez, de reforestar la región, plantando cedro, caoba, hule, teca... Y también cacao, cítricos y otros frutales. El programa prevé el pago de 5.600 pesos mensuales por individuo que trabaje al menos 2,5 hectáreas. Los que opten por quedarse tienen garantizado el salario durante todo el sexenio.
vallescondido_lumbre
Vallescondido está en plena ruta de los mayas, a medio camino entre Palenque y la Frontera Corozal, paso obligado pra llegar a Yaxchilán cuando se viene del Norte. Además de un paraje inigualable para descansar, hacer senderismo por la selva, excursiones a caballo o en barca, el viajero se encuentra con una magnífica cocina basada en viandas producidas en el rancho. De ella tuvimos oportunidad de catar sus 'tacos dorados', a base de vegetales rebozados y fritos, la deliciosa 'sopa de verduras' y el 'cerdo asado' acompañado con arroz, verduras y frijoles. Todos, productos cultivados en el huerto propio, regado con aguas que muy pronto llegarán al Usumacinta, el río fronterizo con Guatemala que se divisa a lo lejos.
Para información sobre el parador de Vallescondido les dejamos su web: www.fincavallescondido.com.
Más información sobre el destino en: www.turismochiapas.gob.mx 
 

Texto y fotos: Manolo Bustabad Rapa

vallescondido_cuarto

No te pierdas en Expreso la siguiente historia de Chiapas:  

 

Lee en Expreso las historias de Chiapas desde el principio:

vallescondido_horno

      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.