DESCUBRE
 
miércoles 12|12|2018

¡A conquistar Vales de Vimioso!

No es una metáfora, es una propuesta en toda regla. En Vimioso no se van a asustar. Es más, están esperando la invasión. Esta tierra del nordeste portugués, en cuyos riscos se inició la lucha contra el moro (*) a la vez que don Pelayo lo esperaba desde el monte Auseva, se encuentra en la actualidad con los bastiones defensivos bastante mermados. Es sabido, y así nos lo recordaron las fuerzas vivas vimianas, que el Castelo de Vimioso desapareció arrasado por tropas españolas en 1762. Bien es verdad que eso fue sólo un pequeño coletazo de una guerra en la que Portugal estaba en el bando de los vencedores, hasta el punto de que los españoles perdían nada menos que la Florida y los lusos recuperaban por enésima vez Colônia do Sacramento. El caso es que donde estaba el castillo ahora hay una inofensiva escuela de enseñanza primaria.

vista_0
 
Pero es que hay más: gran parte de las familias de Vimioso se van trasladando poco a poco a las ciudades vecinas, sobre todo a Braganza que es su cabecera de distrito, para facilitar a sus hijos el acceso a la enseñanza media y superior; éxodo del que participan las fuerzas vivas, a pesar de sus prédicas en contra. Si a esto sumamos la cantidad de emprendedores, o simples currantes, que prueban fortuna en España o más allá de los Pirineos, se entiende que la villa esté cada vez más desprotegida y a merced de las huestes invasoras, que pronto empezarán a llegar por el Oeste, de Castilla y León, pero sobre todo de Madrid. Hay que tener en cuenta que, aunque la información llegue a Lisboa a la vez, la capital española está más cerca y sus gentes siempre ávidas de ocupar Portugal.
parque_infantil
Por si esto fuera poco, las autoridades municipales están potenciando una política urbanística para facilitar a los conquistadores su asentamiento definitivo en territorio vimiano. Sí, definitivo, porque la oferta de solar gratis (0,01 €/m2) para construir la vivienda, incluyendo proyecto y licencia, es para las familias que se comprometan a asentarse en la villa. Para hacer más atractiva la propuesta, también se puede adquirir al mismo precio simbólico una parcela en el polígono industrial, simplemente con la condición de desarrollar en ella alguna actividad comercial, industrial o artesanal. La intención de repoblar el territorio es tan firme que también se incentiva la procreación, con premios de natalidad, guarderia infantil gratuita, al igual que la manutención y transporte de los niños, así como otras actividades extraescolares. Como se ve, una propuesta irresistible.
agua_piedra
 
A mayores, se está promocionando este destino turístico con el nombre Vales de Vimioso, haciendo alusión a su espectacular orografía, tallada en la roca por los ríos Sabor, Maçãs y Angueira, que se unen casi al pie del Castelo de Algoso y llevan sus aguas al Duero, después de contemplar olivares, bosques centenarios de sobreiras y recantos únicos, como Uva, famosa por la concentración de palomares circulares y de herradura, que cuentan allí con un equipo de rehabilitación y su centro de interpretación. Estos valles, "auténticos santuarios de biodiverdsidad", están integrados en su totalidad en la Red Natura 2000. A la vez, Vimioso forma parte de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Meseta Ibérica. Para potenciar la oferta turística se ha creado recientemente el Parque Ibérico de Naturaleza y Aventura, conocido como PINTA, con estructuras físicas en las que la comunidad local participa activamente con tareas variadas y experiencias didácticas destinadas sobre todo a los más jóvenes "para que sepan valorar y preservar su identidad".
burritos
Esta comarca, conocida como Terra Fría do Nordeste Transmontano, reúne condiciones para constituir otro Couto mixto e incluso una república independiente. Una vez conquistado el territorio es cuestión de negociarlo en las altas instituciones de Lisboa. El mirandés, su lengua natural (una reliquia en forma de charnela entre el latín, el castellano y el galego-portugués), pertenece al subgrupo asturleonés y está reconocido oficialmente por el Parlamento de Portugal. Tiene normativa ortográfica propia y su normalización y promoción dependen del Anstituto de la Lhengua Mirandesa, creado en 2003. Otra exclusividad es la gastronomía, liderada por la posta, la carne de ternera mirandesa, que se prepara preferentemente a la brasa con un buen carbón vegetal de la zona. Y decimos ternera y no vaca o buey, porque por aquí, al igual que tradicionalmente en gran parte de la vecina Galicia, se sacrifica a las reses con menos de un año.
ternera
 
 
(*) Este dato sobre la Reconquista nos lo contó el presidente de la Cámara municipal, Jorge Fidalgo, en sus palabras de bienvenida.