DESCUBRE
 
domingo 19|11|2017

El Salvador, pulgarcito de América, destino fiable

Desmontando mitos

La feria Centroamérica Travel Market (CATM), el evento de comercialización turística más importante de la región y que va rotando por los distintos píses desde Belice a Panamá, se ha celebrado este año por segunda vez en El Salvador. La CATM se dedica exclusivamente a la captación del turista europeo, mostrando de cerca al viejo continente la realidad de una región rica en destinos interesantes.
bus
En nuestro caso personal, la CATM17 era la excusa necesaria, la verdadera razón era la intriga sobre la vida diaria en un país que con demasiada frecuencia sale en la prensa entre los más peligrosos.
En San Salvador hemos visitado algunos de los monumentos más emblemáticos, como la Iglesia del Rosario, el Museo de los Tres Poderes o la cripta de Monseñor Romero, en la parte baja de la catedral, donde captamos la devoción de una familia con niños pequeños. Pero también nos adentramos en oscuros callejones, encontrando gentes amables que no recelan de contar sus peripecias diarias. Donde los perros están atados para que no se coman las gallinas; porque éstas viven en el mismo cuarto, casi desnudo de mobiliario, decorado con un calendario y un escudo del Madrid o del Barça, cuya única ventilación es la puerta al callejón.
callejon
Y, en nuestro recorrido por los departamentos de Cuscatlán, La Libertad, Sonsonate, Ahuachapán y Santa Ana, todos en el occidente salvadoreño, pudimos contemplar de cerca detalles de la vida cotidiana intercalados con las visitas programadas. Nos aguardaba el taller del añil en Suchitoto, con participación activa en el diseño y teñido de una prenda; pero la visita al molino de maíz, donde las mujeres salen con la pasta para las tortillas ya hecha, o el encuentro respetuoso con un entierro en el que el ataúd va sobreelevado como en una urna de vidrio y en el acompañamiento todo el pueblo caminando muy juntito; eso no estaba previsto. Como tampoco lo estaba participar en la elaboración de pupusas, en aquella cena de la 'Casa de la Abuela', después de los conjuros del chamán.
pupusas
Disfrutamos de confortable hospedaje en 'Los Almendros de San Lorenzo', casa rural, posada, anticuario y jardín tropical, todo en uno. Conocimos otra versión de gastronomía local en 'Posada Suchitlán', contemplando el lago e imaginando Honduras tras el Cerro Miramundo. Y, ya hacia la 'Ruta de las Flores', nos detuvimos en Aguilares para hacer la foto al 'Perrito de Cihuatán' una joya precolombina probatoria de que ya conocían la rueda. Pero no sólo eso, había tiangue de ganado y allá nos fuimos al barro entre vacas, chotos, vendedores de cacahuetes tostados y paisanos que lucían los machetes en artísticas vainas. También estaba Mª Paz Morales haciendo flores de plástico, que vendía en manojos de diez por un dólar, "para criar a los cinco hijos aunque ahora ya están grandes".
ganado
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.