DESCUBRE
 
jueves 17|01|2019

Un recorrido por Urdabai, la gran desconocida de Vizcaya

Iniciamos nuestra andadura en Basondo, Kortezubi, un centro de recuperación y estancia de animales silvestres donde disfrutamos de la naturaleza y del trato amable de sus guías.
Se crea a partir de la Fundación Xavier Maiztegi, y en su actividad ocupa un lugar importante la educación medioambiental. Tiene una filosofía muy parecida a la del Centro Cañada Real de Madrid. Encontramos corzos, ciervos, tejones, cebras, jabalíes y hasta lobos…
Teodoro, un anfitrión más que adecuadoDebemos elogiar la importante labor que desarrollan acogiendo animales ‘domésticos’, como algunos cerdos vietnamitas, que se han puesto de moda como mascota gracias a George Clooney.
Nos acompaña en todo el recorrido Teodoro, un más que adecuado anfitrión para este lugar.
Dentro del recinto de Basondo se encuentra la cueva de Atxondo, con restos de Neolítico, muy cerca de los de las cuevas de Santimamiñe.
En el recorrido por el centro descubrimos una curiosa escultura en piedra de Xavier Maiztegi con un chimpancé, que fue rescatado de un barco procedente de África, y que luego formó parte de la fauna residente en este centro.
Después de esta enriquecedora visita nos dirigimos al Bosque de Oma. Desde el centro de Basondo, nos espera una agradable caminata que nos servirá para compensar los excesos gastronómicos de estos días.
Agustín Ibarrola decidió utilizar este pinar para desarrollar su obra. Un paseo por este bosque supone adentrarse en un festival de colores y sensaciones que nos muestran una manera peculiar de acercarnos a la naturaleza.
No debemos abandonar la zona sin hacer una parada para comer en una herriko taberna, una mezcla entre un local social y una taberna de pueblo, donde podemos comer muy bien. Nosotros escogemos la de Garona, en Ea.
Por la tarde visitamos Elantxobe, pequeño pueblo a los pies del Cabo Ogoño. Lo contemplamos desde la atalaya que hay en la parte más alta. Después de disfrutar el espectáculo que ofrece el paisaje, nos sorprende el curioso mecanismo que permite dar la vuelta al autobús sin necesidad de maniobra.
Podemos bajar al puerto a través de estrechas callejuelas y escaleras que nos llevan a encontrarnos con el pueblo, asentado sobre el mar. Vemos el Cabo Ogoño, 300 metros de roca caliza cayendo sobre el agua. Desde la playa de Laga, protegida bajo esta roca, la vista es impresionante.
Próxima al cabo se encuentra la Isla de Izaro. Fue cobijo de un convento de franciscanos que fue asaltado en diferentes ocasiones por corsarios, hasta que éstos abandonaron la isla y se trasladaron al interior. En el lugar donde estaba el convento se alzó una ermita de Santa María Magdalena, también en ruinas en la actualidad.
Y para acabar este día, nos disponemos a visitar el Castillo de Arteaga, que alberga en la actualidad un impresionante hotel en el municipio que lleva el mismo nombre. Es un lugar idílico, escenario ideal para una luna de miel o para sorprender a nuestra pareja con una estancia romántica.
Cenamos en el castillo y degustamos una deliciosa crema de cigalas, ensalada de langostinos y carne con crema de patata y salvia.
Al día siguiente es nuestro día de despedida en Urdaibai, así que no perdemos la ocasión de visitar la bodega Berroja y embriagarnos con diferentes añadas y variedades de txakoli.
Además, como es lunes, aprovechamos para recorrer el mercado semanal de Guernica y disfrutar del color de sus alubias, el olor de sus quesos y de los sabores de esta tierra mágica.
Son algunas de las sensaciones que pretendemos llevarnos grabadas en la memoria, y de las que hacemos acopio suficiente hasta la próxima vez que, seguro, volvamos a Urdaibai.
 
Agradecimientos:
 
Asociación de Turismo Sostenible de Urdaibai, Turdaibai
 

Natalia Zapatero, directora de Turiskopio
Alexander Méndez de Turiskopio
Egoitz, dueño de la casa Aldori Landetxea
David Elexgaray de Romotur
Felicitas Lorenzo, directora Euskal Herria
Iratxe Momoitio, directora Museo de la Paz
Restaurante Zallo Barri, chef Íñigo Ordorika
Restaurante Zimela, Gernika
Hotel Atalaya, Mundaka
Restaurante asador del Cámping de Portuondo
Itziar Maiztegi, directora de Basondo
Bodega Berroja
Restaurante Remenetxe, sumiller Jon Andoni
Teodoro, de Basondo

 

      

Un artículo muy completo de

Un artículo muy completo de una zona tan bonita como es la reserva de Urdaibai! Para los interesados en el resto del País Vasco, en esta página encontrarán más información: Eusko Guide

El próximo 26 de abril se

El próximo 26 de abril se cumplen 74 años del bombardeo de Gernika. Pablo R. Picasso plasmó este bombardeo en el mundialmente conocido cuadro “Guernica”, que a día de hoy se ha convertido en símbolo de la Paz y de los Derechos Humanos.

Pedimos tu adhesión a la que creemos legítima reclamación de trasladar definitivamente el cuadro, “Guernica-Gernikara”.

http://www.guernicagernikara.net/home/?page_id=80

yo tambien soy partidario que

yo tambien soy partidario que el gernikara este en ezkadi una prima de mi madre murio acribillada por un piloto mal nacido nazi que la dejo como un colador en la carretera da la coincidencia de que veraneo en santa pola y en unas de las excuresiones que hice mi mujer y yo por los aledaños habia un señor muy mayor decia que tenia 98 años y dijo que participo en ese baño de sangre le pregunte si sentia sastisfecho de lo que hizo me dijo que no pero en aquel tiempo era muy joven y tenia la cabeza llena de patritismo me dio pena y no le dije nada mas era ya un señor muy mayor pero cuando le mire a la cara sobre todo a los ojos habia mucha tristeza y sufrimiento un saludo josu

Qué ganas de visitar Urdabai

Dan ganas de organizar una escapada a Urdabai. Y la compota de peras e higos tiene una pinta espectacular, con esas nueces por encima...

Enhorabuena por el reportaje.

Estupendo reportaje

Conozco bien esta zona y este reportaje me ha dejado un buen sabor de boca. No le falta nada, ni siquiera la curiosa maniobra que realiza el autobús en Elantxobe para dar la vuelta e iniciar de nuevo el recorrido, en donde los turistas hemos hecho fotos de tal artilugio.
Y sí, yo puedo decir que he subido las famosas escaleras de Gaztelugatxe, con perra incluida, he tocado la campana y me he fumado un cigarrito contemplando lo inmenso del mar Cantábrico
Enhorabuena!!