CALLEJEANDO
 
miércoles 21|08|2019

Bérgamo, misterio y esplendor de dos ciudades en una

GUÍA PRÁCTICA DE BERGAMO
Dónde Comer
Si comer en Italia es siempre una delicia, la cocina bergamasca no puede, además, ocultar su influencia véneta. Además del excelente café italiano, el mejor del mundo, y de las pizzas y pastas tradicionales, aquí es imprescindible probar la Pollenta alla Bergamasca, una torta de maíz que se comesola o con queso de Taragna, que suele acompañar a la carne estofada; o el Casonsèi alla bergamasca, pasta rellena de carne, salame, uvas y calabaza.
De postre, una Pollenta e Osei, el dulce más famoso de la región, una tartita amarilla de mazapán rellena de bizcocho borracho, crema de chocolate y nueces. Tampoco hay que perderse las galletas de San Pellegrino o la Tarta Donizetti.
En la CITTÀ ALTA están los lugares más agradables para comer, y casi todos a muy buen precio. También hay muchas tiendas que ofrecen degustaciones y donde se pueden comprar productos típicos, mucho más interesantes que los souvenirs, que en esta ciudad ni si quiera son fáciles de encontrar.
Ristorante-pizzeria Da Mimmo. Ubicado en un edificio de 1357, el que fue el más fastuoso palacio privado de la ciudad, y más tarde sede del Servicio Postal del Véneto, es un restaurante coqueto, con arcos de ladrillo, que ofrece cocina tradicional con productos de cultivo biológico. Buenísima su pasta fresca, sus pizzas y su tiramisú. Pero lo mejor es el gran aceite afrutado marca Planeta, de la D.O.P. ‘Val di Mazara’ que ponen en la mesa. Vía Colleone, 17.
Mimmi. Justo enfrente, es una tienda de la misma empresa, con un horario de apertura más amplio, donde se puede almorzar más informalmente, o simplemente degustar unas buenas bruschettas. Wi-fi gratis.
Pasticeria-caffetteriaCavour. Una de las pastelerías más famosas, para tomar un excelente café espresso o un delicioso capucchino, acompañado de dulces artesanos. Lo mejor, su decoración y los cientos de cajitas metálicas que se pueden utilizar como pastilleros o para llevar caramelos.  
Dispensa di Arlecchino. Restaurante y tienda degustación de productos de la región como quesos, fiambres –es muy típico el salame- o vinos, con pan buenísimo y mermeladas.
Cooperativa Cittá Alta. Típica cocina casera de Bérgamo con menús baratos y mucho encanto. Vicolo Santa Agata, 19.
Ristorante-pizzeria San Vigilio. Un lugar muy romántico porque tiene unas vistas impresionantes desde lo más alto de la ciudad. A la salida del funicular de San Vigilio. Mejor reservar.
Mangili. Una de las mejores tienda gastronómicas de la ciudad alta. También ofrecen degustaciones. Via Gombito.
Il Fornaio. Vende pizzas por trozos, al taglio. Perfecto para comer sin perder mucho tiempo en sus mesas altas, muy barato y mucha variedad. Via Colleoni 3.
La Cantina di Via Colleoni. Un lugar muy agradable y barato para comer o tomar un vino en su terraza interior. Via Colleoni.
 
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.