CALLEJEANDO
 
lunes 22|07|2019

Piérdete por la sensual Valencia modernista

Texto: Ana Bustabad Alonso; Fotos: Federico Ruiz de Andrés

Primero fueron los arrozales y las naranjas, las Fallas y la paella; hasta que en 2002 Santiago Calatrava transformó la capital valenciana en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Desde entonces, la imagen de Valencia se asocia inevitablemente a la arquitectura de vanguardia y a los eventos náuticos más importantes del mundo, como la Copa América.
Pero, más allá de los tópicos, de los de antes y de los de ahora, la ciudad del Turia esconde muchas Valencias diferentes, mil viajes para conocer todas sus caras. Transgresora, cosmopolita, amante de sus tradiciones, divertida, siempre sorprendente. Hoy te llevamos a un viaje en el tiempo por la Valencia Modernista.
En Valencia el Modernismo se ve nada más llegar. De hecho, una de las obras más emblemáticas de esta época es la Estación del Norte, diseñada por Demetrio Ribes. Los trenes de Renfe llegan en sólo noventa y cinco minutos si eliges alta velocidad, uno de los recién estrenados AVE, o un poco más en Alvia si te apetece saborear despacio el paisaje manchego. No llegan directamente a esta Estación del Norte, pero podrás enlazar hasta aquí desde la nueva estación Joaquín Sorolla.
Con la inauguración de la Estación del Norte, en 1917, la ciudad se abría al exterior, a las huertas que la rodean y recibía a los viajeros que venían de lugares lejanos. Flores, azahar, naranjas, arrozales, rosas… son los motivos elaborados en cerámica en su fachada, con los que Valencia pretendía vender sus encantos al mundo.
Demetrio Ribes diseñó este edificio en forma de ‘H’, donde fachada, taquillas, despachos y escaleras están decorados con maderas talladas, forja, vidrieras de colores, cerámica de verde intenso, reflejos metálicos, y una curiosa proporción áurea en todos sus elementos.
Quizá porque la burguesía de principios del siglo XX hizo suyo este estilo sensual y fascinante, lo cierto es que Valencia es una de las ciudades españolas con un mayor volumen de obra modernista. Pero la Valencia modernista no comenzó por las grandes obras, sino por los objetos cotidianos, industriales, caseros, que se llenaron de curvas y se inspiraron en la naturaleza.
Barroco y exuberante a veces, geométrico y ordenado otras, de este modernismo mediterráneo nacieron los lienzos mágicos de Joaquín Sorolla, y las esculturas virtuosas del gran Benlliure. Espacios como el de Museo de Bellas Artes están llenitos de sus obras.
Pero la mejor manera de apreciar que el Modernismo sigue vivo en Valencia es perderse por las calles estrechas del centro histórico, caminar hasta el ensanche, y desembocar en su puerto, uno de los lugares más representativos de esos años tan singulares.
Como el recorrido merece más de un día, hemos buscado un alojamiento muy bien especial, el hotel SH Boutique Inglés, el que fuera antiguo palacio de los duques de Cardona a mediados del siglo XVIII. Está en pleno centro, en Poeta Querol, la calle que se conoce como ‘la milla de oro’ comercial de Valencia.
Es un hotel boutique de lo más romántico, con Internet wi-fi en todas las habitaciones. Elige las que dan al Palacio del Marqués de Dos Aguas, sede del Museo Nacional de Cerámica ‘González Martí’. Y no dejes de desayunar en su terraza, tendrás la mejor vista de la espléndida puerta barroca de mármol del museo.
Comenzamos la ruta desde aquí, y nos adentramos por la calle de la Paz. Perfecta para una tarde de compras sin reparar en gastos, aquí tienen sus locales la diseñadora Carolina Herrera o Vicente Gracia, considerado por Vogue uno de los veinte mejores joyeros del mundo; y encontramos tiendas de decoración tan especiales como la de Amelia Delhom y El Mercader de Indias.
En la misma calle, el hotel Vincci Palace, otro edificio de aires modernistas. Enfrente, el emblemático Edificio Gómez, de Francisco Mora, nos llama la atención por sus ventanas lobuladas, y los elementos vegetales en relieve, un guiño al Art Nouveau francés.
Pero nuestro primer destino es uno de los ejemplos más apabullantes del modernismo valenciano, el Mercado Central, de Soler i March y Guardia Vidal. En menos de diez minutos llegamos a su fachada de cristal, hierro y cerámica, a la ‘cotorra’ que preside la veleta de su cúpula. Del bullicio de los puestos de flores del exterior al interior luminoso, perfectamente ordenado.
Naranjas, pescados de colores, frutas, verduras... La variedad es inmensa y nos abre el apetito. Estamos en el mercado cubierto más grande de Europa. Obra de los arquitectos Francisco Guardia y Alejandro Soler, aunque finalmente ejecutado por Biedma, por aquí pasan cada día más de 15.000 personas.
Nos acercamos un momento a las oficinas, donde venden artículos sobre el mercado. Encontramos un DVD con la historia del mercado desde su inauguración en 1927, por seis euros, y nos llevamos también un libro con recetas de cocina valenciana.
      

Hola, El coautor de los

Hola,
El coautor de los Tinglados fue Fausto Elío Vidarte, padre de Fausto Elío Torres y asimismo Ingeniero de Caminos. Un saludo

Tinglado puerto Valencia

Fausto Elio y Torres no fue arquitecto, sino Ingeniero de Camino, Canales y Puertos.
Atentamemte, Ana , bisnieta.

Gracias

Hola, Ana,

Muchas gracias por avisar del error, ya está corregido en el reportaje. Y enhorabuena por tener un bisabuelo tan interesante, el Tinglado del Puerto es magnífico, una de las obras que más nos han gustado de Valencia.

Gracias por leer Expreso y un saludo,

Ana Bustabad

El coautor del tinglado fue

El coautor del tinglado fue Fausto Elío Vidarte, padre de Elío Torres. Sobre este último la Confederación Hidrográfica del Júcar acaba de sacar una publicación bastante completa "Hidrografías". Un saludo

Café Bolsería

El Café bolsería está genial! Me encanta ese sitio. Es un poco pijo, si, pero desde luego es de los mejores para salir esa zona y preparan unos gintonics de lujo! Eso es verdad. Tienen schweppes que es de agradecer, porque cada vez se usa menos en bares de noche y esa es la que más me gusta y tienen una buena selección de ginebras premiums. Si vas un sábado está un poco insoportable de gente, pero entre semana puedes tomarte tu copa tranquilamente y te atienden muy bien.
Creo que tus sugerencias están bastante bien seleccionadas! Un saludo!

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.