A BORDO
 
lunes 22|07|2019

Politours abre las puertas del Danubio: Linz-Budapest, 500 km río abajo

parlamento
7ª jornada 
Budapest (km 1.652-1.635). Parlamento, Szent István, Puente Szabadság
Si hay algo cuya visita es inexcusable, eso es el Parlamento y hacia allá nos vamos.
El edificio del Parlamento seguramente es el más conocido de Budapest. Es obra del arquitecto húngaro Imre Steindl y se puede decir que es de estilo neogótico, aunque con elementos neoclásicos, renacentistas y barrocos. Fue construidoentre 1885 y 1902 y en su interior destaca el uso de oro y mármoles. Actualmente, además de las salas de representantes, alberga las oficinas del Primer Ministro, en un ala, y del Presidente de la República, en la otra. Es visitable una gran parte, aunque con importantes medidas de seguridad, Desde el año 2000 se puede ver también las joyas de la coronación de Hungría, aunque 'sin fotos'.
El emplazamiento del Parlamento fue elegido cuidadosamente para dejar bien patente la carga simbólica que se le quería dar: como casa del pueblo, está a orilla del río en el lado de Pest, en contraposición con la elevada residencia real en el Castillo de Buda. Su fachada principal mira hacia el Danubio, aunque se accede por la posterior a través de la Plaza Kossuth.
Precisamente desde dicha plaza, caminando por la peatonal calle Vécsey se llega rápidamente a la Plaza de la Libertad, con su controvertido monumento soviético a la Liberación. Vamos en dirección a Szent István, bonita plaza con mosaicos en el pavimento, para visitar la iglesia del mismo nombre y mayor de Budapest: la Basílica de San Esteban. Su construcción, que duró medio siglo, se  terminó en 1905 y en el interior se guarda como reliquia la mano derecha de San Esteban. El templo es visitable y se puede subir a una de sus torres. Se nos ha ido la mañana, volvemos al Swiss Crown.  
Al desembarcar, nuestra última tarde en la ciudad más bella del Danubio, lo primero que nos encontramos, frente a la pasarela del pantalán, es una fiesta húngara con bullicio y vestimentas típicas. Cruzamos la ya famosa 'Ballena' que teníamos a la vista desde el barco y nos enteramos de su pequeña historia. El proyecto del edificio CET, conocido como 'la ballena' y sito entre los puentes Petofi y el de la Libertad, fue encargado por la Autoridad Portuaria de Budapest al equipo de arquitectos ONL con el fin de mejorar el espacio urbano para uso público y a la vez rejuvenecer viejos edificios, en este caso antiguos almacenes portuarios. Actualmente su uso principal es el museístico y comercial. Las terrazas de sus bares están entre las más frecuentadas de Budapest por su ubicación, al lado del río y con el Monte Gellért enfrente.
Es domingo y nos quedamos sin poder entrar en el Mercado Central, que era uno de nuestros objetivos, así que bordeamos el bello edificio y llegamos a la Plaza Fövám-ter, que tiene en el centro, el monumento a los caídos en la guerra del catorce. Es una plaza animada, con muchas terrazas y buenas vistas, que llega hasta el río, justo donde arranca el puente Szabadság (de la Libertad). Del otro extremo, sale hacia el norte la calle Váci, peatonal y una de las más comerciales de Budapest. Muchas tiendas, todas abiertas, con artesanía y mercadeo de turistas. Abundan también los bares y restaurantes.
taxi_0
El sol va cayendo y no queremos perdernos los últimos reflejos en Pest desde la orilla de Buda. El paseo por el Puente de la Libertad es relajado, la calzada para automóviles y tranvías va por el centro, separada de los laterales peatonales por la estructura de hierro fundido. Eso explica que esté concurrido de jóvenes, disfrutando sus amores sobre las anchas platabandas roblonadas. Al llegar al otro lado destaca, al frente, el histórico Hotel Balneario Gellert, al pie mismo del monte que le da nombre. Valió la pena; las perspectivas de la propia estructura del puente; la animación juvenil; la foto hacia el Norte al Erzsébet (de Isabel) y hacia el Sur, al Petófi; en Pest, el edificio CET que, desde aquí, sí recuerda a una ballena y la imponente fachada neoclásica de la Universidad Corvinus
 Los puentes de Budapest fueron casi todos destruidos durante la última guerra mundial. Éste, diseñado por Janos Feketeházy e inaugurado por el emperador Francisco José en 1896, fue restaurado por última vez entre 2007 y 2009. Al regresar nos fijamos mejor en las torres, cada una con una gran ave de bronce en lo alto. Es el ave Turul, mensajera entre dioses y humanos, que engendró en Emesé a Álmos, padre de Árpad el conquistador, bisabuelo de Szent István, fundador del reino de Hungría allá por el año 1000. Eso dice la mitología.
Sigue la animación en la fiesta 'campestre' y de los primitivos pero prácticos trípodes de hierro aún penden las gramalleras, cada una con su caldera y un humeante guiso rojizo. En la solana del Swiss Crown nos aguardan los compañeros de crucero que prefirieron una tarde de lectura.
Todo lo que digamos de Budapest será poco para describir su grandeza. La sucesión de Palacios en ambas orillas; los elegantes puentes decimonónicos, repletos de jóvenes enamorados; las plazas llenas de vida, como inmensas salas de museo; el incesante movimiento de embarcaciones turísticas; las llamativas y multitudinarias fiestas campestres en los parques públicos, el fin de semana; el monumental Parlamento; la 'joven' y grandiosa Basílica de San Esteban; la bella Iglesia de Matías; el Castillo de Buda; el Bastión de los Pescadores, la Plaza de los Héroes...
Lo llevaremos siempre en la mochila de viajes.
fuente_0 
 

 

      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.