A BORDO
 
lunes 22|07|2019

Politours abre las puertas del Danubio: Linz-Budapest, 500 km río abajo

donaupark
4ª jornada 
Viena (Km 1.929), visita guiada, paseos, parques, palacios...
Nuestra primera impresión de Viena, pues, fue nocturna. El Swiss Crown atracó muy cerca de uno de los puentes más famosos de la ciudad: el Reichsbrücke. Al despertar, la vista desde nuestro camarote ('cabina doble – A nº 325') era una panorámica de Donau City emergiendo del Danubio. Resaltaba la flamante Torre DC 1 (la DC 2 aún está iniciándose), el edificio más alto de Austria, con sus 248 metros (incluyendo los 28 de la antena).
Y, muy cerca de nuestro atraque, el templo de San Francisco de Asís, conocido también como Trinitarierkirche y una de las mayores iglesias de Viena,  construida a finales del siglo XIX. Se inauguró en 1898 para celebrar el 50 aniversario de reinado del emperador Francisco José I, aunque no se finalizó hasta 1913. Un dato curioso es que la plaza en la que está situada, Mexiko-platz, fue bautizada así porque México fue el único país del mundo en manifestar su desacuerdo cuando Hitler ocupó Viena.
Precisamente en el XIX la ciudad de Viena alcanzó su máximo esplendor, multiplicando su población por diez en sólo un siglo. Una de las claves para la expansión de la ciudad fue la eliminación de las murallas sustituyéndolas por la gran avenida Ringstrasse, que circunvala la parte histórica y pronto se llenó de palacios y suntuosas residencias. Fue una etapa de gran florecimiento cultural, con intelectuales y artistas como Sigmund Freud, Gustav Klimt, Josef Hoffman... En 1916 superaba con creces los dos millones de habitantes.
Viena
Recorriendo dicha avenida se inicia la visita panorámica, disfrutando de edificios y monumentos como la Ópera, el Ayuntamiento, el Parlamento y, sobre todo, el Hofburg, que abarca además del Palacio Imperial, ya de por si un enorme conjunto de edificios de distintas épocas, donde se encuentran la Biblioteca Nacional, la Escuela de Equitación Española, varias salas de conciertos (por citar algo, ya que el palacio cuenta con 2.600 estancias), el Complejo Museal y toda una sucesión de plazas y parques de gran belleza.
Nuestro placentero paseo por las calles peatonales del centro histórico discurre sobre todo por las comerciales Kärtner-strasse y Graben, cuya confluencia en Stock im Eisen Platz nos lleva directamente ante la Catedral de San Esteban, cuya torre, de 137 metros, fue la más alta del mundo en su día. Ahí mismo, en Stephans-platz, justo enfrente a la joya visigótica, nos encontramos con una firma española que ya es referencia en todo el mundo: Zara.
Y, hablando de centros comerciales, una visita que recomendamos es al edificio Steffl en Kärtnerstrasse 19. Hay que entrar para disfrutar de su diseño, usar el ascensor panorámico situado en la fachada, que nos va abriendo la ciudad al subir hasta el bar en la última planta. Imprescindible para los amantes de los cafés italianos y la buena pastelería. Su exquisito servicio y la inigualable vista de la catedral sobre el mar de tejados, nos harán olvidar el precio.
Por la noche aprovechamos la oportunidad de asistir al concierto en la gran sala Redoutensaal, deleitándonos con una selección de obras de Johann Strauss y W. A. Mozart, interpretadas por la Hofburg-Orchester. Este salón del palacio imperial tiene una tradición de más de 300 años. En ninguna otra sala del mundo se escucharon tantas veladas musicales ofrecidas por grandes músicos como Mozart, Salieri, Beethoven, Paganini y hasta la dinastía de los Strauss. En noviembre del 1992, un gran incendio destruyó hasta los muros del ala del Hofburg donde se encuentra la Redoutensaal. En 1997, después de una difícil restauración, la sala volvió a su destino inicial. Es conveniente reservar las localidades al inicio del crucero. 
musica 
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.