AZUL MARINO
 
lunes 22|07|2019

En un lugar ignoto en mitad del Pacífico

De crucero por las Islas Galápagos

Texto y fotografías: Federico Ruiz de Andrés

Somos luz y esperanza de la Patria; de hermosura y riqueza sin par; nuestras islas son reinos del orbe; soberanos del cielo y el mar. En la bruma lejana del tiempo se vislumbra su historia inicial. Que con Tupac-Yupanqui tejiera Fray Tomás de Berlanga a la par.

De esos héroes el genio invencible donde asoma más falgido el sol. Para el mundo donó una epopeya, y a la Patria un tesoro más. Nuestras islas son de azul fantasía de poetas y sabios, imán de turistas, gentil atractivo. San Cristóbal riqueza ignorada Isabela, de gran porvenir, Santa Cruz, la fértil y activa y Floreana la bella y gentil.

Himno de Galápagos

La llegada a las islas Galápagos lleva consigo ese sentimiento que notas cuando arribas a un punto exógeno de la geografía mundial que es especial por lo indeterminado.

Sentirte único puesto que ya estás allí pero te falta, quizás, esa referencia antropológica que inevitablemente siempre te une a un nuevo destino. Cómo destacar su pasado, su historia apenas narrada, su ramillete de leyendas siempre unidas a territorios fronterizos.

Islas Galápagos, Ecuador. Un lugar, sin referencias, en medio del Océano Pacífico.

Aquí, a cota cero, el clima significa la existencia de dos estaciones: una cálida entre diciembre y mayo y otra fresca entre  junio y noviembre, húmeda, con finas lluvias frecuentes. La temperatura oscila entre los 18 y 22 grados centígrados.

En los meses de julio y agosto tienen lugar fuertes vientos, rolando desde el sureste. Aquí  baja la temperatura del agua y la visibilidad empeora.

Todos destacan que la mejor época del año para visitar Galápagos es entre enero y abril.

Inmensidad desnuda de las Galápagos

Otros dicen que también octubre es un mes muy bueno para visitar las islas, cuando cientos de crías de distintas especies nacen y anidan o es la época de cortejo. La corriente de Humboldt, que sube con sus aguas heladas desde el Antártico, es la responsable.

En ese mes, se deja sentir fuerte oleaje que trasciende en nuestra singladura nocturna.

Galápagos se sitúa a mil kilómetros del territorio continental. El archipiélago consta de 14 islas mayores, de las que cuatro de ellas están habitadas (San Cristóbal, Santa Cruz, Isabela y Floreana), 17 islotes y 47 rocas de diferentes tamaños.

Los cruceros que circundan las Galápagos parten de las propias Galápagos. Apenas hay conexiones razonables que hagan iniciar la travesía desde el continente. Una pena para la ciudad de Guayaquil, que sabría añadir esplendor e historia a una experiencia para quienes sienten la naturaleza marítima y terrestre, la ecología, el desolado esplendor de una tierra que apenas ofrece elementos para la vida. Y, sin embargo, la vida lucha en ellas.

      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.