AZUL MARINO
 
lunes 26|08|2019

Ría Formosa, un viaje muy natural por el sur portugués

Llegamos a Isla desierta, en portugués, Ilha Deserta o Ilha Barreta. Lo primero que observamos al bajar de la lancha es a un par de pescadores en su caseta. A la izquierda, la entrada del mar en la ría provoca divertidas corrientes. A la derecha, solo nos hará falta recorrer unos metros para encontrarnos un agua cristalina que se mezcla con una mínima playa de arena fina y blanquecina.
llegada
La isla se recorre principalmente por una pasarela de madera que respeta su vegetación.
Llaman la atención una serie de pequeñas casitas azules situadas en el interior de la isla. Accedemos a ellas y nos encontramos con Alves, un pescador que lleva 29 años trabajando en este terreno de 7 kilómetros de largo. Es la paradoja de esta isla “desierta”. Realmente Alves pasa mucho tiempo en esta isla aunque su hogar está en Faro, junto a su mujer. Sin embargo, no quiere perder el privilegio de pasar horas y horas en su pequeño paraíso. Aquí es donde pesca y su caseta está llena de víveres y pequeños artilugios que él mismo construye mientras que su perro le hace compañía.
Caballitos de mar, cigüeñas y otras especies protegidas             
pescador
Entre las 140 especies de peces que se encuentran en la ría destacan los lenguados y salmonetes. Sin embargo, una de las estrellas del Algarve y que podemos observar moviéndose por la ría es el caballito de mar. Ría Formosa cuenta con la mayor comunidad de caballitos de mar del mundo, una especie clasificada en peligro de extinción, e inicialmente estaba compuesta por más de 2000 individuos.
Otra especie delicada debido a su constante reducción de individuos que podemos encontrar en la ría y, en general, en el sur de Portugal es el camaleón. Al igual que en otras regiones españolas, italianas o griegas, este curioso reptil busca el sol en el sur portugués.
Las aves también son asiduas al parque. Más de 3000 pasan por Ría Formosa durante las migraciones de invierno, colocando a este humedal entre los tres más importantes de Portugal. La cigüeña blanca es una de las especies amenazadas a nivel europeo que alberga el parque. Como buena cuidadora de sus crías, la cigüeña instala sus nidos en las zonas más urbanas del Algarve, en ciudades como Faro y Lagos, y acude a la ría en busca de comida.
ave_0
Y entre todas estas especies, el tesoro del parque será el camao. La zona de Ludo se ha convertido desde los años 80 en el último reducto de esta ave marina característica por su color azulón. El símbolo del Parque Natural de Ría Formosa corre peligro de extinción debido a las amenazas que sufre su hábitat y vegetación. 
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.