AZUL MARINO
 
lunes 22|07|2019

Navegando entre delfines y petroleros hacia el Parque Nacional de Mochima

Texto y fotos: Manolo Bustabad Rapa

Al norte de Venezuela, en el estado de Sucre, está Mochima, una pequeña aldea costera cuya ensenada, ‘uno de los mejores puertos naturales de la América del Sur’, da nombre a un espacio natural que comprende también los pequeños archipiélagos de las ‘Islas Borrachas’, ‘Islas Chimanas’ y ‘Las Caracas’. Mochima se extiende hacia el Oeste incluyendo Puerto La Cruz, ya en el estado de Anzoátegui, y su superficie, mayoritariamente marina, es de 950 kilómetros cuadrados.
isla
Esta impresionante muestra paisajística de la costa nororiental venezolana es declarada Parque Nacional en el año 1973, con las prioritarias razones de conservar unos ecosistemas amplios y variadísimos, no sólo marinos, como los arrecifes coralinos, praderas de fanerógamas y manglares, sino ambientes y comunidades halófilos, sabanas, humedales; además de proteger las islas, las formaciones marino costeras y los paisajes montañosos continentales.
Nos apuntamos a una excursión, saliendo desde Puerto La Cruz, organizada por Turismo de Venezuela con apoyo de Ricana Tours, una empresa mayorista de turismo con implantación en los estados de Anzoátegui (en el que nos encontramos) y Mérida, además de su oficina de Bogotá.
embarcadero
Quizá sea conveniente explicar aquí que Puerto La Cruz, una ciudad que en el siglo XIX sólo era un poblado de pescadores, tiene hoy más de cuatrocientos mil habitantes y está unida a Barcelona, la capital del estado de Anzoátegui, por el Suroeste, y a Guanta por el Oeste, conformando así el área metropolitana más grande del Oriente Venezolano, con más de un millón de habitantes.
Partimos temprano desde el muelle del hotel Venetur Puerto La Cruz y hacemos todo el recorrido a bordo de ‘El Regreso I’, una lancha de 30 pies de eslora, con capacidad para 34 pasajeros, repleta de chalecos salvavidas, que inmediatamente nos colocamos siguiendo el protocolo. Vamos casi completos, somos treinta, pero los dos potentes V6 200 Yamaha nos llevan casi volando en plena ruta de petroleros y delfines.
rumbo
Sí, que nadie se extrañe, estamos dentro del parque Mochima, las islas Chimanas están ahí mismo, a la vista, y sin embargo a nuestra derecha tenemos uno de los centros de almacenamiento, procesamiento y exportación de crudo (200.000 barriles diarios) más importantes de Petróleos de Venezuela S. A., la refinería de Guaraguao.
Aquí llega todo el petróleo extraído en los campos de los estados Monagas y Anzoátegui. Pero, además, a continuación de Guanta está la gran fábrica de cementos de Pertigalete.
Bueno, pues con todo esto, grandes buques, lanchas rápidas y ruidosas, los delfines se dejan ver y nos acompañan unos instantes en nuestra navegación hacia la playa El Faro, en la Chimana Segunda. Pasamos al lado de acantilados verticales que exhiben sus estratos ondulados de un paralelismo perfecto, para lectura de geólogos.
acantilados
Desembarcamos en un muelle de madera y no damos descanso a la Nikon, porque la playa está rodeada de fotogénicos cactus y, en la arena, lo primero que vemos es una iguana vivaracha y sociable que de vez en cuando se detiene para posar.
Damos un pequeño paseo, sin salirnos de las sendas indicadas, cruzando la isla hasta la ribera norte, que es escarpada y árida, y  podemos observar algunos fósiles en una zona de roca plana que parece una playa petrificada.
iguana
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.