AZUL MARINO
 
lunes 23|09|2019

Sentirse como James Bond en la costa portuguesa de Estoril

Texto y fotos: Federico Ruiz de Andrés
El Hotel Palacio, el English Bar o el Casino de Estoril fueron algunos de los enclaves frecuentados por los espías en el siglo pasado y la fuente de inspiración del agente inglés Ian Flemming para escribir la novela Casino Royal (1952), que creaba la mítica figura de James Bond.
Pero el agente secreto no ha sido el único personaje famoso que ha vivido en esta preciosa costa portuguesa de Estoril, repleta de intrigas, historia y elegancia, que hoy constituye una de las escapadas más atractivas del país.
Varios años antes de que la región fuera elegida residencia de verano de la Familia Real española, Estoril y sus alrededores ya habían organizado episodios importantes de la historia de Portugal, y esta era una zona de defensa del bienestar del puerto de Lisboa. 
Desde finales del s.XVIII, médicos de varios países de Europa abogaron por las ventajas de la terapéutica de los baños de mar. De este modo, la temporada de verano se convirtió en un acontecimiento social y la Riviera portuguesa se transformó en una popular zona turística costera y la residencia de vacaciones de los reyes portugueses. 
Combinando glamour, lujo y tradición, llegaron luego a Estoril los miembros de la alta sociedad europea, como los reyes exiliados, escritores, artistas y banqueros durante la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose también en el principal destino de los espías británicos, japoneses y alemanes.   
En los años treinta, el mítico Surexpreso que salía como punto de partida de la estación Charing Cross de Londres, llegaba a Paris y comenzaba su camino al sur: Hendaya, San Sebastián,… concluyendo aquí su viaje.  
faro
Estoril es, de hecho, un hito en el turismo europeo. Fue acreditada como una playa real desde el año 1867, un spa desde 1880, un tren a Lisboa desde 1889, un casino desde 1891, y un enlace a París, a través de la Sud-Express desde 1887 y que terminó su curso en Estoril durante algún tiempo. 
El Surexpreso ya no llega hasta Estoril, pero sí hasta Lisboa, y es la forma más elegante de viajar hasta la capital portuguesa. En la misma estación de Santa Apolonia, fin de trayecto, se puede tomar un tranvía hasta Estoril.
Así, con la llegada de este elegante ferrocarril ferrocarril nocturno llegamos a 1930, el mismo año en que tenía lugar la inauguración del Hotel Palácio y pocos meses antes de que la Riviera portuguesa estrenase su famoso Casino.
El que fuera conocido como centro de operaciones de los espías ingleses y alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, el Hotel Palácio, dispone ahora de una amplia oferta de atractivos turísticos, pero llegar a sentirnos James Bond es uno de los más destacados.
El personaje de James Bond está basado en el doble agente Dusan Popov, un espía del M16 que era conocido como Iván, para los alemanes; y Tricycle por los ingleses. Flemming lo definió como un hombre atractivo, que le encantaba seducir a las mujeres y adicto al juego, sobre todo al Black Jack. No es de extrañar que algunos de los actores que han hecho de Bond hayan sido Sean Connery o Pierce Brosnan.
Seductor, jugador y de vida disipada este serbio de familia acomodada y formado en París y Alemania, fue un muy buen espía para el MI6 inglés consiguiendo información clave para los aliados en el Día D.
Fleming, que era un agente inglés integrante alto almirantazgo, fue el encargado de vigilarlo de cerca y su paso por Estoril es todavía notable en algunos de los lugares emblemáticos de la villa portuguesa.
Este hotel era frecuentemente conocido como el ‘hotel de los murmullos’, dada la gran cantidad de espías de al servicio de ingleses o alemanes que se concentraban en su terraza a todas horas.
Construido en 1930, el Hotel Palácio se define hoy en día como ‘un sofisticado y lujoso hotel de cinco estrellas con un fantástico spa y maravilloso jardín que combina la solidez y la elegancia de la decoración clásica, con las prestaciones de un hotel moderno’.
El pasado 2011 se incorporó a sus atractivos la Galería Real, un espacio en donde se pueden ver varias imágenes y cartas de los reyes y la nobleza europea hospedados en el hotel. Aquí se destacan los nombres de conocidos artistas, directores de cine, deportistas, jefes de estado y de gobierno.
Desde la propia dirección del hotel nos cuentan que los españoles son ‘los mejores clientes extranjeros del hotel’, una instalación que acoge 140 empleados y 160 habitaciones.
golf
      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.