ELIPSOS: VIAJAR DE NOCHE EN UN TREN CINCO ESTRELLAS
 
sábado 24|08|2019

Elipsos: viajar de noche en un tren cinco estrellas

Castillo de Villandry, en el Valle del Loira

Todos los trenes de Elipsos, con nombres de pintores españoles, tienen en común el encanto de un cinco estrellas y la comodidad de viajar de noche, mientras se duerme.

El Francisco de Goya, por ejemplo, lleva al viajero desde Madrid, pasando por Castilla y León y el País Vasco, a París, con paradas en Poitiers, Bloís y Orléans.

Desde Cataluña hay tres Elipsos diferentes. Con los trenes Joan MiróPau Casals y Salvador Dalí, se puede viajar hasta París, Zurich y Milán, o bajarse antes para conocer ciudades como Limoges, Ginebra o Turín.
Los precios e itinerarios completos se encuentran en la web de Elipsos.
 

En cada viaje, la mejor opción

Gran Clase, si se busca lo mejor. Una cabina doble con todas las comodidades: una o dos camas, cuarto de baño completo con toallas y neceser, detalles de bienvenida, cena gourmet y desayuno.
Preferente, por menos dinero. Las cabinas cuentan con dos camas, lavabo y complementos de aseo. El desayuno está incluido en el precio del billete.
Turista: Si se viaja con la familia o los amigos vienen muy bien las cuatro camas cómodas en el mismo compartimento.
Butacas superreclinables: Comodidad a buen precio, similar a la clase Business de avión.
Todas tienen en común el encanto y la comodidad de viajar de noche, mientras se duerme; lo que ahorra, además, dos noches de hotel en destino. En los departamentos del tren pueden viajar también animales, siempre que vayan en transportines adecuados.

Los Elipsos son trenes nocturnos internacionales que unen España y Francia desde 1996. Hoy, los pequeños vagones Talgo son la joya de la corona de una sociedad que administran conjuntamente Renfe y la SNCF.

Además de su propia web, que contiene toda la información sobre trayectos, tarifas y reservas, Maison de la France ha editado una guía muy completa sobre los destinos de Elipsos.

Todos los trenes llevan el nombre de un pintor español. En los Francisco de Goya, Joan Miró, Pau Casals y Salvador Dalí se desayunan diariamente cientos de cafés, tés, pasteles de hojaldre y chocolate, croissants y un zumo de naranja, que de ser natural, completaría el despertar perfecto.

Con permiso de los antiguos coches-cama que van desapareciendo poco a poco de Europa, a los que las habitaciones del Elipsos superan en comodidad, pero no en encanto y detalles -los dos asientos separados en las cabinas no invitan precisamente al abrazo-, éste es un tren ideal para una escapada romántica.

Prensa diaria, agua mineral y un pequeño pero completísimo neceser en las cabinas, o aparcamiento gratuito en algunas estaciones, son detalles que hacen del Elipsos, además, una elección de lujo por pocos euros.

Un fin de semana de ciudad a ciudad. La mejor alternativa a los cada vez menos glamurosos aeropuertos.

 

Agradecimientos:

Trenhotel Elipsos

Región de Turismo del Valle del Loira

 

Lee el reportaje relacionado:

Un recorrido por el verde intenso del Valle del Loira

 

      

Dejar un comentario

Agradecemos mucho tu opinión en Expreso.
Por favor, no dejes comentarios impropios, injuriantes, contrarios a las leyes o con fines publicitarios, tendremos que eliminarlos.

Oculto, no aparece en el comentario.